Solidaridad es compartir hasta lo necesario para vivir

Queremos vivir nuestra CONVERSIÓN personal y comunitaria, desde una ESPIRITUALIDAD DE ENCARNACIÓN, no indiferente a las injusticias ni al grito de los pobres.

Queremos comprometernos por un sociedad más justa y fraterna en la caridad política

Queremos ser IGLESIA VIVA, MISIONERA, siguiendo las huellas de los santos, del magisterio, y en particular de la DOCTRINA SOCIAL de la IGLESIA.

Queremos que nuestras profesiones y familias sirvan cada día más al bien común

Nuestra espiritualidad se basa en la PROMOCIÓN y el PROTAGONISMO de las personas tanto en la Iglesia como en la sociedad.

Queremos encontrarnos con los EMPOBRECIDOS Y EXPLOTADOS.

Queremos ser testigos y testimonio del ENCUENTRO y SOLIDARIDAD que ya se da en nuestro mundo. Queremos colaborar a hacer la REVOLUCIÓN del AMOR.

Próximos actos

Síguenos