Jornadas de espiritualidad

Este fin de semana hemos dedicado nuestro “Encuentro” a esa gran fuente de la solidaridad que es Dios. Especialmente el Dios-con-nosotros. Para “entrar más adentro en la espesura” hemos abierto en nuestras vidas un espacio de encuentro intentado vivir estos días con sencillez compartiendo tareas, sueños, realidades que traemos entre manos. Hemos querido quitar estorbos (consumos, vanidades y ombliguismos varios) para el encuentro más radical, el encuentro comunitario con la altura, anchura y profundidad de Cristo.

Junto al Evangelio, el silencio y nuestras vidas hemos entrado en contacto con la Hermanita Magdeleine, una mujer que quedó fascinada por la experiencia del hermano Carlos de Foucauld y en pleno siglo XX podemos decir que avanzó de manera muy fecunda en esa espiritualidad. Magdeleine nos invita a volver a Nazaret, al trabajo, a lo pequeño, a los pequeños, a ser pequeños, a la amistad, a la adoración y tantas otras cosas que realmente llegan al corazón.

Hermanita Magdeleine se abrazó con fuerza al pequeño Niño Jesús y decía a las hermanas: Os estorbará para ser duras, os estorbará para….

Además de la peripecia apostólica vital de esta mujer nos hemos mirado en ella para plantearnos personal y comunitariamente nuestro coraje, valentía,  infancia espiritual, silencio etc.

Hermanita Josefa ha venido desde Murcia para contagiarnos su experiencia. Y lo hecho sin invadir, sin dar lecciones, con experiencia, con humildad, y nos ha seducido. Nos hemos hecho más amigos de Josefa y de la familia Foucauld pero más amigos aún de Jesús, especialmente de Jesús Niño y de Nazaret, como ellos y nosotros deseamos en esta colosal familia que es la Iglesia y en esta familia verdadera que es una humanidad sin fronteras

Ehsan Ullah Khan visita Asturias. Una vida luchando contra la esclavitud

Ehsan Ullah Khan lleva 50 años luchando contra la esclavitud infantil en el mundo. Para poder conocer su testimonio y acercarnos a la realidad de la esclavitud infantil, Encuentro y Solidaridad organizó durante la última semana de noviembre numerosas actividades y encuentros en Asturias.

Fue una semana muy intensa en la que estudiantes y ciudadanos en general han podido tener contacto directo con este luchador y descubrir las consecuencias que puede tener un acto cotidiano como puede ser el de comprar una prenda de, por ejemplo, Zara. Consecuencias para los niños de Asia que las elaboran, para quienes las venden, para los propietarios de la empresa, para el medio ambiente, e incluso para la salud de quienes nos las ponemos.

En colegios, institutos de educación secundaria, facultades y centros culturales, incluida la Casa Cultura y Encuentro, hemos podido reflexionar sobre esta realidad, para unos conocida (tras muchos años de trabajo conjunto) y para otros totalmente novedosa e impactante. Pero en todos los ambientes, y ante un problema tan grande, que afecta a cientos de millones de niños, siempre ha salido la misma pregunta del auditorio “¿Qué podemos hacer?” Y Ehsan siempre ha tenido respuesta, una propuesta de acción sencilla para empezar, diferente dependiendo del ambiente al que iba destinada, pero siempre realizable ¿Queremos empezar?

Un grupo de estudiantes universitarios sí ha querido y ya han quedado para realizar un taller de acción no violenta contra la explotación en la industria textil. Será en la Casa Cultura y Encuentro de Oviedo los días 14 y 15 de diciembre, contando con la colaboración de la plataforma Dignitex.

También ha tenido tiempo Ehsan para encontrarse con el Arzobispo de Oviedo, D. Jesús Sanz, quien le ha recibido muy interesado porque este hombre de mirada cariñosa quiere beatificar al que fue para él como un hijo: Iqbal Masih. Es la primera vez que un musulmán pretende solicitar la beatificación de un cristiano. Para él la muerte de Iqbal fue un martirio y esa circunstancia fue el detonante para que la sociedad a nivel mundial conociera la existencia de la esclavitud infantil.

Taller de primeros auxilios

Solo el 30% de españoles sabe realizar la reanimación cardio-pulmonar (RCP) Las posibilidades de supervivencia de una persona que sufre una parada cardiaca  es de un 70 por ciento si se actúa antes de que llegue un servicio de emergencia.

Con este motivo, hoy por la mañana hemos organizado desde el movimiento Encuentro y Solidaridad, en la Casa de Cultura y Encuentro de Madrid, un Taller de Primeros Auxilios para familias. Hemos contado con la colaboración de María Marijuán, residente de enfermería en pediatría y Cristina Casanova, enfermera de primaria en Carabanchel. Hemos aprendido cómo actuar ante un atragantamiento o como realizar una reanimación ante una situación de emergencia.

Se ha valorado lo positivo el tener este tipo de espacios donde cada uno podemos compartir y aprender de los conocimientos y experiencias de los otros y en lo concreto de este tema que nos ocupa, la importancia de que se extienda y poder llegar a más personas.

¡Una mañana de sábado muy bien aprovechada!

La revolución del amor

La DSI, además de una serie de textos, es un conjunto de experiencias que luego han cristalizado en documentos emblemáticos. Igualmente tenemos experiencias que se han derivado o inspirado en los principios de la DSI. En cualquier caso, son numerosas las experiencias de los creyentes que han servido de inspiración y de punto de partida para que la comunidad de los creyentes reflexione y viva la dimensión social de la novedad cristiana.

En el curso celebrado en Torremocha del Jarama el 24 y 25 de noviembre en la Casa Emaús de Encuentro y Solidaridad hemos tratado de dejarnos interpelar por el olor a oveja. El curso ha presentado diversas experiencias sindicales, económicas o sociales que han sido inspiradas en alguno de sus momentos por la DSI. No se trataba de analizarlas de manera concienzuda, sino de dejarnos interpelar por ellas.

Naturalmente, en las sandalias se pega el polvo del camino que debemos sacudiros; otras veces se llenan de minúsculas piedrecillas que pueden hacernos ralentizar la marcha, llenarnos de heridas y, a veces, nos impiden caminar.

La mañana del sábado la dedicamos a profundizar en dos experiencias complementarias que, en nuestra historia reciente, han estado imbricadas. Las concreciones sociales, políticas y culturales que les sirvieron de marco han de iluminarnos en el momento actual. Dos experiencias diferentes que sirvieron para salir del “duelo a garrotazos” de la España negra y cainita retratada por Goya. José Antonio Osaba nos presentó  La Huelga de Bandas, la huelga más larga del franquismo; Antonio Martín Puerta sintetizó y recopiló algunas de las Experiencias de los cristianos en la política: La ACdP.

Las dos experiencias protagonizadas por cristianos han sufrido el sectarismo del olvido. En los libros de historia poco se dice de la Huelga de Bandas, una huelga protagonizada por militantes de la JOC y de la HOAC. Igualmente, al juzgar la experiencia de la ACdP se cae en otro sectarismo de signo contrario.

La tarde del sábado  fue el tiempo de centrarse en experiencias dentro del sector económico. El movimiento cooperativista ha sido una de las experiencias más cultivadas y buscadas por los cristianos. “Lo tenían todo en común” lleva milenios dando frutos en la vida de la Iglesia en todos sus ambientes, concreciones, vocaciones, ministerios y servicios.

Alicia Soler Belenguer y Francesc Llobel Mas con su aportación sobre  Caixa Popular y Consum, experiencias de inspiración cristiana, nos hicieron ver la fuerza y vitalidad de su experiencia. Fue un momento de comprender y aprender. Es evidente que en toda experiencia las sandalias se llevan de polvo del camino. Como en otros casos similares hundir las manos en la masa no es fácil. Esta siempre es la prueba de fidelidad. Confiar en el minúsculo grano que la fermenta, en el Kairós que fecunda el cronos, solo es posible desde la fidelidad de la conversión. Con todo, necesitamos dialogar con los hermanos que han iniciado este camino. Recordemos el olor a oveja.

El domingo por la mañana abordamos otro campo donde las experiencias de los cristianos han dado muchos frutos: la vivienda. Rafael Astorga y Raquel Martínez con su aportación sobre los Fundamentos de la DSI y experiencias en vivienda y Rodrigo del Pozo con su Propuestas sobre la vivienda y retos para la DSI nos acercaron a una realidad vital para las familias. La vivienda en época muy reciente y todavía hoy ha sido motivo de escándalo y de socialización del dolor. Los desahucios han llamado a nuestra puerta. En este contexto hemos juntado la mirada al pasado y el recuento del tiempo presente con sus retos y posibilidades.

Al igual que en la tarde del sábado las sandalias se llenaron de ese polvo del camino. Y en el ambiente volvió a aparecer el olor a oveja.

Encuentros para el diálogo: “La vida humana” 50 años después

A los 50 años de la publicación de la encíclica Humanae Vitae de Pablo VI, un grupo de amigos nos hemos reunido en la librería Ars de Zaragoza

Gonzalo Casañal, médico de familia, ha presentado el documento haciendo primeramente un recorrido por el contexto en el cual se publicó y por las dificultades que lo rodearon. Posteriormente ha pasado a reflexionar sobre aquellos aspectos novedosos y proféticos (percibidos hoy si cabe con mayor claridad a 50 años vista) del documento de Pablo VI, así como también sobre aquellos aspectos que hoy siguen generando más problemas, dudas y sobre los que haría falta mayor claridad y discernimiento.

A continuación, a modo de “réplica” o actualización, Pepe Boza, educador, ha presentado un libro actual de un escritor converso francés y profesor de filosofía Fabrice Hadjadj. El libro, “La profundidad de los sexos. Una mística de la carne” ahonda en la espiritualidad del cuerpo, la sexualidad como encarnación, donación y servicio.

Hadjadj nació en Nanterre, hijo de padres judíos de herencia tunecina.​ En su juventud, era ateo y anarquista, manteniendo una actitud nihilista, hasta que, en 1998, se convirtió al catolicismo. ​ Actualmente Hadjadj es profesor filosofía y literatura en Toulon.. Tienen cuatro hijas y dos hijos.​ En 2014, Hadjadj fue nombrado como miembro del Consejo Pontificio para los Laicos

Posteriormente hubo un intenso diálogo entre los asistentes, haciéndose evidente el interés y la actualidad de la temática propuesta.

Salvar vidas en el Mediterráneo

Ángel Lorenzo es bombero en el ayuntamiento de Madrid y trabaja como voluntario en Proem-Aid. Ha estado haciendo tareas de rescate en Lesbos y otros lugares del Mediterráneo.

De su experiencia nos ha transmitido la angustia de cada persona que deja su tierra por persecuciones religiosas, políticas, de identidad sexual, por guerras y por razones económicas. Cada historia merece nuestro respeto y sentido humanitario. Para Angel no tiene sentido clasificarlos en refugiados, migrantes de un tipo u otro… para otorgarles más o menos derechos. Todos son personas.

Por otro lado, es evidente que hay razones políticas que generan la salida y la muerte en el mar de estas personas.

Nos habló de su experiencia compartiendo el trabajo con otros voluntarios y asociaciones. En la tarea no hay obstáculos de idiomas o ideologías. Tampoco hay derecho al descanso, ni horario, sino que la necesidad de los desgraciados marca el ritmo.

Denunció el negocio de las fronteras, de las concertinas. También la burocracia de las grandes organizaciones internacionales que supuestamente ayudan a los refugiados,pero no pueden denunciar nada porque sería morder la mano que les alimenta.

En el diálogo se destacó la importancia de la política en la raíz del problema, y también en su solución. Causa indignación que Pedro Sánchez, que quiso empezar su presidencia saliendo en la foto con el rescate del Aquarius, hoy dice que Libia es un lugar seguro para devolver a los inmigrantes que recogió el pesquero español Nuestra Señora de Loreto. Los rescatados huían de los guardacostas libios.

Por último, denunció a los medios de comunicación a los que acusó de silenciar (no han querido publicar un reportaje de Proem-Aid) y manipular.

“¿Cómo se puede convertir a la víctima en verdugo y al verdugo en víctima?” se preguntaba.

Terminamos llamando al trabajo en red de la sociedad civil. Profesionales que quieran servir a la justicia, asociaciones, y personas podemos generar cambios significativos en nuestro mundo.

Transformar el dolor en lucha por la justicia

Para nuestra Asociación “Encuentro y Solidaridad”, fue un día muy especial, puesto que iniciamos públicamente nuestra andadura en esta nueva asociación apostólica. Nueva en nombre aunque con vida y raíces que se remontan al apostolado obrero de mediados del S.XX.

Este acto también inauguró un ciclo que hemos planificado para este curso 2018-2019 que se llama “Educarnos en resiliencia personal y colectiva”, con el que nos gustaría adquirir o crecer en capacidades para afrontar crisis personales, situaciones adversas/injustas personales y colectivas y poder construir así un mundo más humano.

Iqbal Masih es un ejemplo de resiliencia. Su lucha por otros niños esclavos le hizo más fuerte, le sanó sus heridas interiores…La red de escuelas para niños liberados de la esclavitud que el Frente Global de Liberación del Trabajo Forzado tiene en Pakistan, al que Ehsan pertenece, es también un ejemplo de educar en resiliencia personal y colectivamente.

Así que creímos que nadie mejor para esta gran ocasión que contar con Ehsa Ullah Khan. Una persona que, además, trata de unir a todas las personas y asociaciones, independientemente de su ideología, de sus creencias o no religiosas, en un grito común, en una acción común contra la esclavitud de adultos y niños.

Creemos y hemos experimentado que la lucha por la justicia es un lugar de encuentro de todas las personas que tengan angustia por la situación del mundo actual y quieran comprometerse en un cambio de sociedad. Decía Mario Benedetti que “El dolor es una experiencia universal que permite las comunicaciones entre las identidades más divergentes”

Él es musulmán, nuestra asociación es católica, Iqbal Mashih (su hijo adoptivo) también lo era; a este encuentro también acudieron personas que se consideraban ateas/agnósticas…Ehsan en España se ha reunido con jóvenes de colegios religiosos y no religiosos, con sindicatos y partidos de la más variada ideología, con diferentes asociaciones sociales y eclesiales…..

Ehsan Ullah Khan, más de 40 años liberando esclavos y luchando contra un sistema económico que genera esclavos y parados en serie, y que destroza el medio ambiente y nuestra salud.

Jornadas diocesanas sobre las migraciones en Valladolid

Encuentro y Solidaridad ha colaborado con la Delegación Diocesana de Migraciones, la Red Íncola, y la Adoración Eucarística Perpetua en la realización de estas Jornadas. El marco ha sido la II Jornada Mundial de los Pobres convocada por el Papa Francisco, y aquí en Valladolid hemos creído oportuno centrarlo en la realidad sangrante de los migrantes.

Las realizamos en dos momentos muy complementarios: la denuncia en la calle y la oración. Lo primero lo hicimos el viernes 16 con una vistosa marcha por el centro de la ciudad en la que unas telas azules representaban el mar, y unos barquitos de papel las pateras en las que muchos arriesgan sus vidas para llegas a nuestras costas. Al final de la misma se leyó un manifiesto que expresaba la preocupación creciente y operante que tiene la Iglesia por éste drama.

La oración continuó al día siguiente en la Iglesia de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús. Fue una hora de silencio en presencia del Señor Jesús, en la que se fueron intercalando breves textos sobre las migraciones tomados de la Biblia y del Papa Francisco para invitar a los asistentes a centrar ahí su oración.

Encuentro y Solidaridad quiere hacer que sus pasos avancen por este camino de lucha y contemplación junto a todos aquellos que quieran acompañarnos.

 

 

Jornada Mundial de los Pobres 2018 en Burgos

Gritar, escuchar, responder, liberar. Estos cuatro verbos laten de fondo en el mensaje con el que el Papa Francisco ha convocado esta segunda Jornada Mundial de los Pobres. «Este pobre gritó y el Señor lo escuchó» (Sal 34,7). Estas son las palabras que han resonado en esta mañana del 18 de noviembre de 2018 en Burgos en la jornada con la que hemos querido responder desde distintas asociaciones a la llamada de Francisco para estar hoy y cada día más cerca de los pobres.

Se nos quedó pequeño el comedor de la Casa de acogida de las Hijas de la Caridad que hizo las veces de capilla para celebrar la eucaristía con la que dio comienzo esta jornada. El rector del Seminario, Javier Valdivielso, que vino acompañado de varios seminaristas de Burundi se centró en el mensaje del Papa para animarnos a comprometernos con los problemas de los pobres y contra las causas de su empobrecimiento y exclusión. Tras la misa hemos compartido un café con las personas que comen y cenan habitualmente en la casa y con muchos voluntarios y colaboradores además de las hermanas que sostienen esta iniciativa.

El siguiente momento ha tenido lugar en la plaza Santo Domingo, en pleno centro de nuestra ciudad. Allí hemos realizado un acto público con decenas de asistentes. En plena calle hemos escuchado el mensaje del Papa, testimonios de amigos africanos que llevan años viviendo y trabajando entre nosotros, personas que viven sin hogar y militantes de Encuentro y Solidaridad. Para tomar conciencia de la realidad de millones de hermanos teníamos dispuestos materiales como fotos y textos que junto con otros elementos simbólicos llamaban a la reflexión frente a la globalización de la indiferencia.

Juntos hemos acabado este acto público cantando para afirmar nuestro compromiso de vida solidaria con los empobrecidos. Hoy este compromiso exige nuestra caridad política para transformar las actuales estructuras políticas y económicas injustas que generan exclusión y miseria por todo el mundo.

El final de la mañana ha tenido lugar en el comedor de Atalaya Intercultural donde hemos podido compartir la comida con decenas de inmigrantes que encuentran en esta casa la acogida y el apoyo en forma de alimento.

Ha sido una experiencia sencilla y enriquecedora de encuentro con personas excluídas y empobrecidas de nuestra ciudad y con quienes les acogen diariamente. Ya no podemos vivir sin más acomodados en una cultura que ensalza al dinero y descarta a las personas. Estamos llamados a escuchar y a gritar para responder y liberar. Para encontrar nuestra propia liberación en la vida solidaria de la mano de los pobres.

Pablo Muñoz

Encuentro y Solidaridad. Burgos.