Con el lema “frente a la indiferencia, solidaridad”, docenas de personas fueron en procesión en favor de los refugiados que cruzan el Mediterráneo

Diario de Navarra, 25 de febrero de 2018. Ana Chueca

Docenas de personas marcharon por el Paseo Sarasate, la plaza del Castillo y Carlos III, junto a la Cruz de Lampedusa, para reivindicar una mayor concienciación y solidaridad sobre la situación de los refugiados que atraviesan el mar Mediterráneo.

Hace cuatro años, 349 inmigrantes murieron en un naufragio en Lampedusa,Italia. Desde entonces, el número de fallecidos en el Mediterráneo supera los 15.000. La Cruz de Lampedusa fue hecha uniendo dos tablas de barcos naufragados en la isla que le da nombre. El Papa Francisco bendijo la cruz encargo que recorriera el mundo, para no olvidar el problema humanitario que supone la crisis de los refugiados.

Víctor Hugo Alvarado, Freddie Villanueva y Jon Cruz Morán portaban la Cruz. Los tres hermanos de la Hermandad Señor de los Milagros de Pamplona, de la Parroquia San Miguel Arcángel. “Yo no he sufrido tanto como ellos, pero comprendo qué es dejar tu tierra y a tus seres queridos”, contó Alvarado, mayordomo de la hermandad, que llegó a Pamplona en 2001 desde Lima, Perú.

A su llegada al monumento del Encierro, una alfombra de plástico azul les esperaba, símbolo del mar Mediterráneo. Allí, Nuria Sánchez y Elena García, de la asociación Encuentro y Solidaridad, hicieron una apelación directa a todos los asistentes a formar parte de esa solidaridad hacia los inmigrantes. Nuria Sánchez habló sobre la “gran frialdad e indiferencia ante todo este drama de nuestra tierra”. Su compañera, Elena García insistió en la necesidad de acudir a la raíz del problema para “concienciar y darlo a conocer. Si no vas a las causas, esto va a seguir sucediendo”. Añadió que “hay que desmentir los mitos y sacar a la luz la verdad para evitar actuaciones de rechazo y xenofobia”.

Ambas repartieron imágenes en las que se veía la visita de la Cruz de Lampedusa a distintas comunidades, parroquias y colegios de Navarra. Los representantes de estos lugares, que también acudieron al acto, leyeron una reflexión sobre lo que simboliza la Cruz, mientras los asistentes pegaban en el improvisado mar Mediterráneo, cada una de las fotos. Al acabar el acto, los asistentes besaron y abrazaron la Cruz, símbolo de su solidaridad con los refugiados.

La Cruz, que lleva en Navarra desde mediados de febrero, estuvo ayer por las calles de Pamplona, en un acto en la que fue llevada desde la parroquia de San Nicolás, hasta el monumento del Encierro de Carlos III, donde se leyeron unas palabras de denuncia ante la indiferencia de las instituciones políticas y se reafirmó el compromiso con las asociaciones que intentan que esta situación cambie.

Después de la eucaristía en la parroquia de San Nicolás, presidida por la Cruz de Lampedusa, los asistentes a la misa salieron en procesión tras una pancarta con el lema: “Frente a la indiferencia, solidaridad”. También portaban carteles reivindicativos con frases como “Nuestra política y Economía matan” o “Nuestra Política y Economía causan inmigración”, así como varias de las imágenes más reconocidas de las víctimas de los naufragios en el Mediterráneo.


a

Publicado en Encuentro y Solidaridad en los medios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *