Foto separación de un hijo de su madre migrante en EEUU

Canarias como Trump: Separar hijos de sus madres en la frontera.

Los protocolos y guías de actuación para detectar, prevenir y sancionar la trata de seres humanos son herramientas creadas con el fin primero de mejorar la asistencia a las personas que se sospecha son víctimas de trata, no para castigarlas. La Fiscalía Provincial de Canarias les ha retirado los niños a varias mujeres inmigrantes llegadas en las últimas semanas a las islas. En algunos casos la separación se prolonga ya cerca de dos meses.

Esta medida, tan similar a la que ha utilizado Trump en E.E.U.U., y que provocó espanto entre todos los españoles, no es nueva en nuestro país, España ha sido condenada en 4 ocasiones por estas prácticas ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. La separación se mantiene a la espera de la realización de pruebas de ADN que deben demostrar el vínculo familiar cuando no hay documentación que lo acredite.

Toda medida preventiva del delito de trata es bienvenida. Sin embargo, en muchos de los casos, haya trata o no, estamos hablando de niños y niñas que pueden haber sido producto de una violación, desafortunadamente una forma de violencia que habitualmente sufren las mujeres durante el tránsito por los distintos países que atraviesan antes de llegar a España. Es decir, cuando todos los recursos del país al que llegan las mujeres migrantes deberían estar centrados en escuchar su relato, el cual debería ser recogido por las asociaciones humanitarias que intervienen para prestarles el debido apoyo psicológico y entorno de seguridad que necesitan, y cuando se deberían tener en cuenta las recomendaciones de estas organizaciones especializadas, lo que hace la fiscalía es violar una vez más los derechos de estas mujeres y del menor.

El amparo de las leyes

Hay innumerables convenios y acuerdos internacionales que así lo indican, pero sin meternos en un tema jurídico y citando solamente el art. 9 de la Convención sobre los derechos del niño, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, ratificada por España y vigente en nuestro país «los Estados parte velarán porque el niño no sea separado de sus padres contra la voluntad de éstos, excepto cuando (…) tal separación es necesaria en el interés superior de niño» y ‘éstos’ (traducción del inglés de ‘their’) se refiere tanto a los niños como a los padres y/o madres.

En cuanto a las excepciones se refiere principalmente a abandono o malos tratos. Se justificará esta medida solamente ante supuestos de gravedad contrastada, en los que no quepa solución alternativa. ¿Realmente no hay forma de proteger los intereses de estos niñas y niñas, respetando los derechos de las mujeres que dicen ser sus madres, y ofrecerles un lugar seguro donde puedan estar juntos hasta que se tengan los resultados de los ADN? ¿O será que son negras y pobres y la Fiscalía de Canarias decide hacer y seguir protocolos de actuación exclusivos para las migradas negras y pobres que llegan a este país porque no merecen ni siquiera ser escuchadas?

La Fiscalía se justifica

La fiscalía de Las Palmas justifica la separación de estos niños de sus madres debido a la constatación de desapariciones de menores junto a las que decían ser sus madres, que se producían antes de recibir el resultado de las pruebas de ADN, que, según la fiscalía, demostraban después que no existía vínculo biológico entre ellos. Esto lo único que prueba es la negligencia de los organismos oficiales y la falta de medios empleados para evitar que esto ocurra, ya que todos los agentes intervinientes en casos de trata saben que la mujer y niños sospechosos de ser víctimas pueden desaparecer. Es decir, no se les han perdido solamente los niños, han perdido de vista también a la mujer tratada.

La solución de la fiscalía, en vez de asumir sus fallos y ponerles remedio donde se originan, pasa por tomar medidas inhumanas que tienen un efecto devastador y traumático para estas mujeres y niños ya previamente traumatizados por el proceso migratorio y la violencia que es siempre parte de él. En definitiva, lo que estas mujeres están diciendo y el llanto de los niños demuestran que, sean o no sus hijos, ellas son la persona con la que han desarrollado un vínculo afectivo durante al menos parte del trayecto a España en condiciones de extrema violencia y vulnerabilidad. No parece ni humano, ni sensato, ni jurídicamente necesario seguir un protocolo de actuación tortuoso y traumático para las personas que se supone dicen querer proteger.

Corina Fuks

FOTO: JOHN MOORE – AFP

Encuentros para la solidaridad 2020

Responsables con la pandemia y con los problemas del mundo

Encuentros para la solidaridad 2020

Se puede ser responsable con la pandemia y con los problemas del mundo, que en esta época lejos de estar en suspenso, aumentan. En esta época los parados aumentan, el negociazo de las hipotecas y alquileres de vivienda y locales se hace más evidente ahora, la vida de los inmigrantes y mujeres prostituídas es peor ahora, y en esta época los ancianos en las residencias pagan la factura de una mala gestión de la pandemia. Por eso decidimos continuar con el programa de cursos y campamentos de los Encuentros para la Solidaridad 2020 que se celebran en la Casa Emaús (Torremocha del Jarama, Madrid). Porque ahora es más importante que nunca el impulso a la formación de militantes cristianos y al ejercicio de su acción de consagración a la transformación del mundo.
Mucho trabajo y mucho aprendizaje para adaptar este espacio a la realidad de la Pandemia Covid. La Casa Emaús se dotó de un protocolo que seguía las recomendaciones sanitarias para minimizar el riesgo de transmisión. Ningún caso positivo entre los asistentes a los campamentos y los cursos que allí celebramos del 21 de Julio al 17 de Agosto.

Curso «Trabajo digno, futuro digno»

En el curso “Trabajo digno, futuro digno”, se exploraron distintas realidades laborales y las posibilidades de respuestas creativas solidarias. Nos encontramos tanto expertos y profesores universitarios, como Eduardo Rojo Torrecilla, como trabajadores y personas vinculadas a la realidad de plataformas como Deliveroo o Glovo, a la hostelería, trabajo doméstico, alimentación, o el trabajo autónomo. Con Aboubaker el-Khamlichi (de la asamblea de obreras y obreros Attawassol) y Zohra Koubia (integrante de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos -AMDH-), pudimos dialogar sobre la situación de los trabajadores del textil y de las personas migrantes en Marrueco.

Curso «En busca de sentido: del sufrimiento humano al amor político»

En el curso “En busca de sentido: del sufrimiento humano al amor político” se abordó la problemática de la medicalización del dolor, el duelo y cómo acompañarlo, o la dimensión transcendente del sufrimiento (espiritualidad, política, arte….). Para ello contamos con Arnaldo Pangrazzi (Religioso Camilo experto en humanización de la salud y duelo) o el psicólogo Valentín Rodil. Con Joseba Achotegui profundizamos en el apoyo a migrantes con problemas de salud mental. En el campo de la psicoterapia desde el sentido intervino el psiquiatra y profesor de Zaragoza Tirso Ventura. También contamos con testimonios, tanto actuales como históricos, que muestran cómo el dolor se puede transformar en un amor que redunda en beneficio de la sociedad. No han faltado veladas para el diálogo vital con elementos simbólicos, talleres de arte para la expresión del dolor de forma compartida e incluso teatro o video-forum.

Y además…

Clemente y M.Carmen, responsables de la escuela de padres más importante de España, con miles de cursos para familias y profesores impartidos en varias ciudades de España durante más de 25 años, pudimos profundizar durante dos días sobre cómo educar en la adolescencia.
A lo largo de los cursos, los asistentes han podido conocerse colaborando en los servicios de limpieza, de atención en servir y recoger las comidas, o fregando el menaje tras las mismas. Estos espacios de servicio compartido han colaborado a crear un ambiente de trabajo y alegría.

Niños y jóvenes pudieron celebrar también campamentos. Dependiendo de la edad se realizaron talleres de mascarillas, electricidad, experimentos, cámara termográfica, iconos bizantinos o murales. Otros talleres sobre cuidados, violencia obstétrica o la industria de la pornografía, fueron impartidos para los más jóvenes. Batucada, excursiones, o la realización de videoclips musicales formaron parte de estos días.

Los militantes de Encuentro y Solidaridad pudimos tener nuestra Asamblea anual y unas Jornadas con el título “contemplativos en medio del mundo”, donde abordamos los retos de una formación que responda a la vocación de los laicos y de un mundo que cambia. También temas como la profesión, los métodos de análisis de la realidad y las experiencias de caridad política

No queremos que la COVID-19 se convierta en una coartada usada para cercenar nuestras posibilidades de compromiso y solidaridad. Un reto que seguimos teniendo por delante, ahora más que nunca.