Hambre

El hombre que amasa el pan del mundo

Del precio del trigo dependen 2500 millones de personas; del precio del maíz, 900 millones. El conflicto de Ucrania y Rusia, los graneros del mundo, está gestando una crisis alimentaria y, con ello, la inestabilidad social del planeta. Detrás del mercado de cereales está una empresa gigantesca: Cargill. Y, para ella, nada de esto son malas noticias. Se lo contamos.

El hambre sigue aquí

¿Cómo podemos vivir en un mundo que, pese a su capacidad de alimentar a todos sus habitantes, soporta que más de 800 millones de ellos no coman suficiente? ¿ Cómo, en un mundo donde el hambre sigue siendo la epidemia más mortal, que mata más personas que la malaria, la tuberculosis y el sida juntos? ¿Cómo, con la conciencia de que podríamos solucionarlo si nos lo propusiéramos pero no lo hacemos?