Encuentros para la

SOLIDARIDAD

Quiere ser un espacio y un tiempo de encuentro con realidades solidarias de nuestro mundo. Queremos fortalecer los vínculos fundamentales de humanidad y sociabilidad que deje atrás las tenazas del individualismo, la polarización y la manipulación. Reflexión, oración, estudio, trabajo, servicio, utopía… para que nuestras vidas se pongan en juego en la promoción de la solidaridad.

En cada nación, los habitantes desarrollan la dimensión social de sus vidas configurándose como ciudadanos responsables en el seno de un pueblo, no como masa arrastrada por las fuerzas dominantes. Recordemos que «el ser ciudadano fiel es una virtud y la participación en la vida política es una obligación moral». Pero convertirse en pueblo es todavía más, y requiere un proceso constante en el cual cada nueva generación se ve involucrada. Es un trabajo lento y arduo que exige querer integrarse y aprender a hacerlo hasta desarrollar una cultura del encuentro en una pluriforme armonía.

Evangelii Gaudium, 220