Encuentros para la

SOLIDARIDAD

del 14 de julio al 13 de agosto

Quiere ser un espacio y un tiempo de encuentro con realidades solidarias de nuestro mundo. Queremos fortalecer los vínculos fundamentales de humanidad y sociabilidad que deje atrás las tenazas del individualismo, la polarización y la manipulación. Reflexión, oración, estudio, trabajo, servicio, utopía… para que nuestras vidas se pongan en juego en la promoción de la solidaridad.

Campamentos

 

Campamento Pre-infantil.

Edad: 8-9 años (han cursado 2º y 3º Primaria), 22-29 jul. Casa Emaus. 80 €


Campamento Infantil.

Edad: 10-11 años (han cursado 4º y 5º Primaria). 19-29 jul Villapresente (Cantabria). 120 €

Campamento Juvenil.

Edad: 12-14 años (han cursado 6º Primaria, 1º y 2º ESO). 17-29 jul. Navarra. 150 €


Campamento Circulante.

15 años en adelante (desde 3º ESO en adelante). 17-29 jul. Navarra. 150 €


Escuela de padres, Sábado 28 de Julio

Ejercicios espirituales

 

A cargo del Obispo emérito de Barbastro-Monzón, Monseñor Alfonso Milián. Es miembro de la Comisión Episcopal de Pastoral Social y Obispo Delegado para Cáritas Española.

CURSO: «La solidaridad hoy»

Encontrarnos personas y asociaciones que desean construir un mundo más humano para dialogar sobre las respuestas solidarias que necesita. Contaremos con la aportación, entre otros, de Josep Burgaya (autor de “La economía del absurdo” o “Adiós a la soberanía política”).

CURSO: «La cultura del encuentro»

 

El Papa Francisco nos urge a cultivar una cultura del encuentro para tender puentes y derribar tantos muros de injusticia que nos rodean. Dedicaremos estos días al diálogo con realidades de lucha asociada en las periferias (la trata de seres humanos, la inmigración, las nuevas formas de explotación laboral...) y con realidades de experiencias de encuentro desde el ámbito del trabajo profesional.

 

 

Contaremos entre otros con la presencia de Mussie Zerai, sacerdote católico eritreo, candidato al premio nobel de la paz y que recientemente ha recibido el premio de la revista Mundo Negro por su defensa de los derechos de los migrantes. Defensa que le ha costado ser perseguido por la justicia italiana.

En cada nación, los habitantes desarrollan la dimensión social de sus vidas configurándose como ciudadanos responsables en el seno de un pueblo, no como masa arrastrada por las fuerzas dominantes. Recordemos que «el ser ciudadano fiel es una virtud y la participación en la vida política es una obligación moral». Pero convertirse en pueblo es todavía más, y requiere un proceso constante en el cual cada nueva generación se ve involucrada. Es un trabajo lento y arduo que exige querer integrarse y aprender a hacerlo hasta desarrollar una cultura del encuentro en una pluriforme armonía.

Evangelii Gaudium, 220