Iqbal de niño esclavo a celebridad

Mi nombre es Ehsan Ullah Khan, fundador del Frente de Liberación del Trabajo Forzado en Pakistán (Bonded Labour Liberation Front of Pakistan-BLLF). En 1992 comencé una campaña con el objetivo de liberar esclavos de la industria de las alfombras, conseguí liberar a miles de niños, entre ellos, a uno llamado, Iqbal Masih. Le eduqué  y le nominé al premio Human Rights Youth in Action Award  en 1994, en Boston.  Después de recibir el premio fue martirizado, por su fe y su lucha contra la esclavitud, era el día 16 de abril de 1995, el día de Pascua de Resurrección.

                 Iqbal de 1992 a 1995 estuvo bajo mi custodia y viviendo conmigo, porque su madre Anayat Bibi no podía ni educarlo ni protegerlo, porque la industria tapicera y su mismo padre, tío y hermanos, consideraban que debía seguir siendo esclavo.

                 Después del asesinato de Iqbal Masih, el Gobierno de Pakistán me acusó de Alta Traición. Perdí mi oficina, mi casa, 250 escuelas y la posibilidad de volver a mi país. Lo perdí todo por quererque se hiciese justicia con el asesinato de Iqbal, cosa que sigo intentando. Ahora vivo exiliado en Suecia desde hace 27 años y sigo trabajando por la liberación y los derechos de la infancia esclavizada.

                 Iqbal Masih fue un mártir. Su nombre debería ser recordado para siempre. En los últimos 4 años he visitado distintas diócesis de España dando a conocer la vida de Iqbal Masih, como referente para la juventud, y me he entrevistado con distintos cardenales y obispos. He dado también testimonio sobre la vida de Iqbal en universidades, ayuntamientos, parlamentos y gobiernos regionales.

                 Sé que el proceso de beatificación de Iqbal debe comenzarse en la diócesis en la que fue asesinado, he escrito personalmente al Arzobispo de Lahore Sebastian Francis Shaw para pedirle que comience este proceso. También sé que hay muchos impedimentos para que eso llegue a ocurrir. Un sacerdote católico de Lahore,  Abid Habib, dio falso testimonio en juramento y falsificó la partida de bautismo de Iqbal en 1995, para defender la tesis del gobierno y de la industria tapicera, de que Iqbal no era un niño, ni era esclavo. La falsedad de ese testimonio se demostró a posteriori judicialmente en la Corte Suprema de Lahore.

                 Los esclavos de Pakistán siempre han considerado a Iqbal como un santo del amor, su difunta madre creía que Iqbal estaba cargando con la Cruz de Cristo.

                 El pasado 23 de marzo de 2022, Día Nacional de Pakistán, el presidente de Pakistán Dr. Arif Alvi, otorgó a Iqbal Masih a título póstumo, uno de los más altos premios al valor del país, el Sitara-e-Shujaat, reconociendo que Iqbal fue vendido como esclavo a los 4 años a la industria de alfombras, a   los 10 fue liberado, estudió en las escuelas APNA del BLLF y a los 12 años fue asesinado. Nunca antes en la historia se había hecho un reconocimiento así a un niño esclavo.

                 El verdadero reconocimiento para Iqbal sería que el gobierno de Pakistán erradicase definitivamente el trabajo esclavo infantil, que todos los niños pudiesen estudiar, y los asesinos de Iqbal fuesen llevados a la justicia.

                 Las escuelas del BLLF también deben ser reabiertas, el gobierno debe devolver las oficinas centrales del BLLF, el centro de liberación y el centro de entrenamiento, así como el dinero que fue incautado al BLLF ilegalmente.

                 El Gobierno debería permitirme volver a Pakistán para continuar con mi trabajo de liberación de niños esclavos, y los proyectos de abrir el Centro Iqbal Masih para la educación y la Universidad  “Libertad” para las Ciencias Sociales.

                 Estoy muy agradecido a todos los grupos que han colaborado con mi lucha y me han ayudado a alzar la voz contra la injusticia y la esclavitud. Especialmente a mi amigo personal y ganador del Premio Nobel Kailash Satyarthi, los miembros del BLLF de Pakistán, trabajadores y profesores del BLLF y tantas organizaciones españolas, suecas, italianas e iberoamericanas.

                 Quiero agradecer a las universidades españolas, especialmente la Universidad de Salamanca, ayuntamientos, parlamentos y gobiernos regionales, medios de comunicación, iglesias, colegios y estudiantes. Gracias especialmente a Julián Gómez del Castillo y al Movimiento Cultural Cristiano, que empezaron la Campaña contra la Esclavitud Infantil en España tras al muerte de Iqbal, y lanzaron la Casa Escuela Iqbal Masih. Muchos otros actos de solidaridad siguieron después con otras organizaciones como el Partido SAIn, o Encuentro y Solidaridad

                 Mi lucha continúa y continuará hasta que no haya un sólo un niño esclavo, pueda volver a mi país y pueda continuar con los proyectos de construir el Centro Iqbal Masih para la educación y la Universidad “Libertad” para las Ciencias Sociales.

                 Espero poder publicar muy pronto un libro que recoja la verdadera historia de Iqbal Masih y la lucha contra la esclavitud en Pakistán,

Gracias de corazón, Ehsan Ullah Khan 

Casa Emaús. Torremocha de Jarama, 16 de abril de 2022

www.wikipedia.org/wiki/Ehsan_Ullah_khan

+46(0)707-686564 – +46(0)73-5310083 – bllfglobal@hotmail.combllf@hotmail.com

Residencia permanente: BLLF GLOBAL Vargvägen 24. S-531 58 Lidköping. Sweden

Residencia temporal: Casa Emaús. C/ Uceda, 45. 28189. Torremocha de Jarama. Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.