El ritmo de nuestro campamento

Proyecto-videoclip del campamento juvenil de SAL. Talleres de percusión corporal y de producción audiovisual se funden en uno para ofrecernos un excelente resultado, gracias al trabajo de todos los participantes durante estos 10 días de convivencia, amistad, esfuerzo y alegría compartidos que hacen posible nuestros sueños.

Encuentro y solidaridad en el Camino de Santiago: una experiencia de vida

El sábado 20 y domingo 21 de junio pudimos compartir una nueva convivencia para familias en Navarra, organizada por la Casa de Cultura y Encuentro de Pamplona y la asociación eclesial Encuentro y Solidaridad. Son convivencias que se caracterizan por combinar el encuentro y el conocimiento de la naturaleza, la cultura, la historia y la espiritualidad de la región con la solidaridad de las personas que lo organizan, asisten o nos acogen, compartiendo los medios de los que disponemos, poniéndolos en común, lo que hace posible que se pueda realizar (coche, tiempo, habilidades, conocimientos y experiencia…).

Después de un periodo largo de confinamiento y de la imposibilidad para realizar actividades al aire libre debido al estado de alarma por el covid-19, desafiando la pereza o el “miedo” al contagio, teníamos ya ganas de tener momentos de convivencia y de contacto con la naturaleza, guardando las debidas medidas de prevención.

Propuesta inicial y organización previa

Partiendo de la propuesta e iniciativa de Samuel, nos pareció una buena idea realizar dos etapas del Camino de Santiago. Se barajaron varias opciones y finalmente se fueron concretando. Se tuvieron en cuenta algunos aspectos organizativos: asistentes, coches y plazas disponibles, personas que aún no pudiendo asistir en su totalidad porque se encontraban trabajando, quisieron participar en algunos momentos y colaborar con la convivencia aportando su trabajo con la intendencia: compra, elaboración de comidas, transporte de personas y mochilas…

Todos los asistentes y colaboradores aportamos comidas diferentes, que íbamos poniendo en conocimiento de todos en el grupo de watshapp que se creó para el evento, para compartir en los diferentes momentos de las dos jornadas.

Las personas con cierta experiencia en excursiones nos dieron unas recomendaciones para caminar (preparar y calentar el cuerpo en la semana previa realizando pequeñas caminatas, llevar calzado usado y cómodo, llevar una mochila pequeña con lo imprescindible para no llevar mucho peso (agua, fruta, frutos secos…), preferentemente pantalones largos y alguna camiseta o chaqueta de manga larga por si fuera necesario en algún momento, repelente de insectos, desayunar bien antes de la excursión…

Yani, enfermera dominicana afincada en Pamplona, se encargó de preparar un pequeño botiquín de urgencia, para curar ampollas y otras heridas.

Comenzamos a caminar. 1ª Etapa: Roncesavalles-Zubiri (21,5 kilómetros)

Es la segunda etapa recomendada del camino francés en su comienzo por tierras españolas.
Todos subímos directos en varios coches hasta Roncesvalles. Como una de las colaboradoras, Deisy, debía trabajar y volverse a Pamplona, pudo encargarse especialmente de la organización de la intendencia y en el regreso dejar comidas y mochilas de ropa y aseo en el albergue de Zubiri, posibilitando también, una vez que se concluyera la etapa en Zubiri, acercar a los conductores por la tarde hasta Roncesvalles, donde dejaron sus coches por la mañana, y poder así trasladar todos los coches hasta Zubiri.

Comenzamos la caminata desde Roncesvalles, sobre las 8:30, rumbo a Zubiri. Desde el principio pudimos contemplar y disfrutar de la bella estampa que nos regala la naturaleza del entorno: montañas, valles, vegetación, animales…
Tuvimos la gran suerte de que nos acompañara, en esta primera etapa, Úrsula, peruana afincada desde hace muchos años en Navarra y muy conocedora del camino de Santiago en sus múltiples aspectos, que nos contó algunos datos interesantísimos sobre la historia y la importancia del Camino de Santiago a lo largo de los siglos, también en la actualidad. Fue una auténtica gozada poder escucharla y poder aprender y descubrir aspectos desconocidos para muchos de nosotros.

Breve semblanza de la etapa Roncesavalles-Zubiri (21,5 kilómetros):

Durante varios momentos del camino debimos estar alerta, porque ¡ojo!, a veces te puedes despistar y coger la senda que no es. Se debe seguir la senda jacobea, marcada por la concha y flecha amarilla.
El trazado que nos esperaba en sus primeras zonas no era complicado. La mayoría de los tramos son llanos y los ascensos al alto de Mezkiritz (920 metros) y alto de Erro (800 metros) no son extremadamente pronunciados. Caminábamos rodeados de tramos boscosos, donde los robles y las hayas estaban muy presentes; y amplios prados. El encantado Robledal de las Brujas, en el inicio de la etapa, y lo bucólico del río Arga, en nuestra llegada a Zubiri, fueron los grandes regalos de la jornada.

Tras Espinal el perfil se endurece y llega el trazado “rompepiernas”. Lo más complicado es el descenso vertiginoso de 275 metros, desde el alto de Erro a Zubiri y el valle de Esteribar.

Llegada a Zubiri

Por fin, después de unos últimos tramos complicados y sufridos, la alegría de la llegada a la meta de la etapa. Allí, en el albergue, nos esperaban Hugo y Wendy, y más tarde se fueron incorporando Deisy, Jenny y Marisol, colaborando en la intendencia y aportando sus dotes culinarias y su buen hacer en la organización de la cocina y las comidas.

En el comedor del albergue, niños, jóvenes y adultos compartimos un agradable rato de comida, aportada por los asistentes, y en donde la charla, las bromas y las risas tampoco faltaron.

Una vez “llenado el carro de combustible”, cansados por la etapa realizada, nos dispusimos con buen ánimo a disfrutar del descanso y tiempo libre merecido: los niños rápidamente se fueron al cercano río a refrescarse y jugar, al igual que algunos adultos. A media tarde, algunos también dimos una vuelta por el pueblo. Al anochecer, cena y descanso para recargar y restaurar nuestros cuerpos.

La sorpresa del desayuno del domingo

Fue sorprendente para los padres ver cómo, nuestras hijas pequeñas (desde los 7 a los 10 años), a pesar del cansancio del día anterior, se levantaban a las 5:30 de la mañana, una hora antes que nosotros para preparar con tanto cariño, creatividad y detalle el desayuno del domingo. Hasta nos organizaron el lugar que nos debía corresponder apuntando en un papel el nombre de todos los asistentes, al igual que sucede en las bodas y otros eventos importantes. Posteriormente, con la colaboración de los padres, se fue calentando la leche y el café, y se pudo aprovechar el pan sobrante del día anterior preparando pan tostado. Pensamos que es muy importante dar valor a la comida, aprovecharla al máximo para no desperdiciarla ni tirarla, por lo que, en nuestros actos y convivencias intentamos tenerlo en cuenta.

2ª Etapa: Zubiri-Huarte-Pamplona (20,4 kilómetros)

Salimos puntualmente a las 8 rumbo a Huarte y Pamplona. Mari Cruz, Jenny, Wendy y Marisol se pudieron incorporar a esta caminata que, con suaves pendientes, discurre a lo largo del río Arga y en la que nos encontramos con varios puentes medievales.

A lo largo del recorrido existe la opción de escoger seguir la ruta jacobea, algo más alejada del río Arga, o seguir un suave paseo hasta Pamplona por el paseo fluvial a la orilla del río.

La opción del paseo fluvial y la que sale de frente desde Zabaldika llevan hasta un merendero situado al otro lado de la N-135 (Km 12,9). Mesas, barbacoas e incluso servicios animan al descanso. Allí pudimos reencontrarnos la mayoría de los que caminábamos en grupos diferentes debido a los diversos ritmos con los que caminábamos y tener un momento de merienda y refrigerio.

En este punto el itinerario se bifurca. Si giramos a la izquierda y cruzamos el río podemos retomar el paseo fluvial hasta Pamplona, pasando antes por Huarte. Esta opción es algo más larga, con menos desnivel y discurre siempre pegada al río. La alternativa de Huarte fue la opción que escogimos. No pasa por Arre, deja a un lado Villava y Burlada y enlaza con la histórica en la carretera de Burlada, a escasa distancia del puente de la Magdalena. La otra opción, la histórica, prosigue de frente y nos lleva a subir una senda que lleva hasta el antiguo señorío de Arleta, hoy un conjunto de casas arruinadas.
Hubo algunos caminantes que, yendo a un mayor ritmo que el resto, llegaron hasta Pamplona, pero la mayoría del grupo llegamos hasta Huarte, donde compartimos el descanso, la comida y el baño en el río Arga.
Entre las personas que hicimos la excursión completa y las que hicieron sólo una de las dos etapas o compartieron algún momento de convivencia, los participantes que coincidimos fuimos en total: 17 adultos, 10 jóvenes (desde los 12 años), 6 niños (con edades entre los 7 y los 11 años) y hasta un perro llamado Archie.

A media tarde llegó el momento de la despedida y del regreso al hogar, después de haber compartido una experiencia inolvidable.

La experiencia es vivencia reflexionada: Camino de Santiago, una experiencia de la vida y una lección para la vida

Una vez acabada la experiencia, en el reposo y la reflexión del hogar, surgió la necesidad de expresar, compartir y poner palabras a lo vivido. Así que fuimos tomando nota a nuestras propias reflexiones partiendo de esta pregunta: ¿Qué nos ha aportado la experiencia del camino de Santiago personalmente, como familia? Estas fueron las aportaciones de algunos caminantes:

Samuel: “Bueno, yo creo que ha sido un trabajo conjunto, nos hemos complementado bien y cada uno ha aportado su granito de arena para que todo esto haya salido genial. Ha sido un esfuerzo común. Los niños también han colaborado y no se han quejado y es una experiencia para familias e hijos. Además, añadir: solidaridad, contemplación de la naturaleza, familia de familias, cariño, confianza de unos con otros. Confianza en las posibilidades de todos para conseguir un objetivo común. Generosidad, paciencia, comprensión, la constatación de que trabajando juntos podemos conseguir nuestras metas, las del camino, y las de la vida”.

Nuria: “Yo, medio muerta, aunque contenta, la verdad. ¡El camino me ha dejado ganas de conocer más la naturaleza, la historia, de profundizar más en la fe y ganas de volver! ¡Sí que ha sido un trabajo en conjunto, sí, cada uno aportando trabajo y cariño de manera diferente!”

Mari Cruz: “El Camino es una escuela para la Vida”.

Claudio: “Quisiera expresar unas palabras de agradecimiento para este increíble GRUPO. Ustedes son la clara muestra de que todas las cosas se pueden lograr cuando se trabaja en equipo y en armonía. Me gustaría pedir un gran aplauso para todos lo que hicieron posible esto. No daré nombres porque sería injusto que me olvide de alguien. ¡¡GRACIAS POR ESTE HERMOSO CAMINO, GRUPO!!”

Elena: “¡Gracias por los momentos compartidos… Sois como una gran familia!”

Marisol: “Yo hablando de mi propio ser y experiencia de fe quiero agradecer a Dios por habernos escogido a mí y a mi hija para poder participar en esta experiencia como apóstoles de Jesús, y desde esa manera poder explicar a mi hija que la vida no es fácil, que es como el camino que hemos caminado, con altos y bajos, como puede ser larga o corta, la fe es lo mismo: si no crees en algo que no ves pero si lo permites que habite en ti lo veras y lo sentirás, y hay que alimentar dando gracias a Dios por todo lo que tenemos y nos da, por la salud de todos y cada uno de nosotros y de nuestra familia, y como grupo muy hermoso el poder compartir momentos del aquí y ahora que son inolvidables, que no se repiten. Vendrán otros momentos, si, pero con otras experiencias, tan lindas. Pase lo que pase, todo es bueno en la vida, todo es por aprender, compartir y saber agradecer, y gracias a los niños por permitirnos vivir tan linda experiencia, gracias a las niñas hermosas por habernos preparado el desayuno, son un ejemplo, y de eso también tenemos que aprender y saber dar las gracias, como padres fue emocionante. Gracias a las personas que se unieron después con el fiambre para llenar nuestro estómago, eso es lo que hace unir el cariño verdadero a un grupo como el nuestro, gracias a todos y cada uno de los caminantes. El camino no está hecho, el camino se hace al andar…”

Ilde: “El camino es una bonita experiencia de la vida y una lección para la vida: en el camino, como en la vida, se requiere esfuerzo, constancia, hay momentos diferentes y complementarios (subidas, bajadas, llanos), el mismo camino para todos se afrontan en cada momento con diferentes ritmos vitales, se afrontan limites, dificultades y cansancios. En algunos momentos del camino recordaba mis experiencias de duro trabajo sacrificado con mi padre, desde jovenzuelo, en los olivares de Jaén, como una de las experiencias vividas que, pasados los años, más agradezco a mis padres. Nunca olvidaré aquella vez que, en pleno agosto andaluz, estuvimos trabajando mi padre y yo desde las 8 hasta las 12 de la mañana sin tener agua por haberla olvidado, habernos propuesto terminar el trabajo previsto a pesar de la sed y el calor sofocante y ser capaces de aguantar el duro trabajo hasta que estuvo terminado”.

Roberto: “Gracias por todo, por compartir cada momento y demostrar que en la convivencia entre diferentes culturas se puede convivir, gracias a todo el grupo”.

Dos días después de la caminata, algunos de los participantes tuvimos también nuestro encuentro semanal de “Escuela de padres” en la Casa de Cultura y Encuentro de Pamplona, situada en la C/Sangüesa, frente al nº 33, y aprovechando esta experiencia común vivida en el camino de Santiago, compartimos un interesante rato de diálogo sobre la importancia educativa del contacto con la naturaleza, ayudados también con la lectura y reflexión de un capítulo del libro “Educar en el asombro”, de Catherine L´Ecuyer, dedicado a este tema. Aportamos nuestras inquietudes y experiencias, y nos enriquecimos de las claves aportadas entre unos y otros, de las que destacamos las siguientes:

Estar confinados sin poder salir por la situación del covid-19, nos ha hecho redescubrir y valorar muchas cosas sencillas de la vida, a las que no dábamos importancia, como el contacto con la naturaleza.

A diferencia de los ritmos de nuestra sociedad, inducidos por los vertiginosos cambios y ritmos tecnológicos, que generan inmediatez, ansiedad, impulsividad, posibilidades ilimitadas y gratificación inmediata con baja tolerancia a la frustración (“lo quiero todo y lo quiero ya”), que no tolera la espera paciente, que fomenta la falta de esfuerzo… el contacto con la naturaleza aporta la experiencia del límite, del desarrollo y ritmo lento de los procesos naturales y vitales (crecimiento de plantas, flores y la necesidad de su cuidado constante y persistente mediante el riego…). En este sentido, la experiencia del camino aporta unos ingredientes fundamentales para afrontar los desafíos de la vida, al igual que se afrontan los desafíos del camino, los ingredientes “CES”: Constancia, esfuerzo, sacrificio (dolor), trabajo, en definitiva.

Los niños que asistieron (a partir de 8 años), al igual que los adultos, tuvieron sus dificultades y hasta momentos críticos de crisis por los dolores y cansancios, que supieron afrontar con la ayuda de todos. Hasta Sara, una niña, animaba a su madre diciéndole: “el cansancio es mental”. Muchas veces en la vida, como en el camino, tenemos la tentación de abandonar lo que emprendemos, de pensar que no seremos capaces de afrontar las dificultades, pero la experiencia vivida nos demostró que sí, que el ser humano, desde niño, es capaz de afrontar las contrariedades mucho más de lo que pensamos, destacando que en ocasiones la fuerza y aliento del grupo tira de nosotros, porque juntos llegamos más lejos, y en mejores condiciones. Comentábamos también cómo los niños se muestran más quejosos y vulnerables con las personas de más confianza como sus padres y menos con otros adultos.

La importancia de desconectar de los ritmos y rutinas semanales de trabajo y descansar cambiando de actividad, y de compañías, puesto que las relaciones con otras personas y familias nos ayudan a oxigenarnos en nuestras propias relaciones personales y familiares, dotarnos de ciertas rutinas en los fines de semana para tener contactos con la naturaleza, y aprovechar los momentos de vacaciones de los niños para apuntarlos a campamentos y otras actividades en la naturaleza.

Se destacó la importancia de compartir actividades juntos, como familia, y que los niños y jóvenes tengan su propio protagonismo en la preparación de las actividades y su espacio propio dentro de misma. Quitar juguetes y aparatos, y regalar experiencias (actividades, viajes, visitas, acampadas, relaciones…)

En definitiva, una experiencia gozosa de la que todos regresamos a casa muy cansados pero también muy contentos, reconfortados y satisfechos con el sacrificio y esfuerzo personal y colectivo que también tuvo sus momentos de recompensa, fortalecidos en nuestra autoestima porque comprobamos que, a pesar de las dificultades y dolores, fuimos capaces de afrontar y superar los objetivos que nos marcaba el camino, descubriendo que la felicidad no hay que ir a buscarla, falsamente, en cosas raras o facilonas… porque sin amor ni esfuerzo no hay felicidad.

A todos no quedaron ganas de continuar organizando y asistiendo a próximas convivencias y etapas del camino de Santiago a su paso por Navarra. El reto, a buen seguro, continuará…

Aquellas personas y familias que quieran estar informados de las convivencias que organicemos desde la Casa de Cultura y Encuentro de Pamplona, de la asociación Encuentro y Solidaridad, pueden dejar su nombre, mail y nº de teléfono en el mail: navarra@encuentroysolidaridad.net

Sentido Común y Limpieza frente al COVID-19

El viernes 12 Encuentro y Solidaridad organizaba una charla online titulada «Sentido Común y Limpieza frente al COVID-19» en la que miembros de la empresa solidaria de Detergentes ecológicos – SOLYECO- explicaban el comunicado con el mismo título que han difundido en las últimas semanas
Juan José Marín, químico y responsable principal de la empresa explicó de forma sencilla pero precisa los mecanismos de limpieza y desinfección necesarios para evitar el contagio insistiendo en que todos los productos detergentes que contengan tensioactivos son eficaces contra el mismo, no siendo necesarios en muchos casos el uso y abuso de desinfectantes y otros productos más agresivos.
Rodrigo del Pozo, Doctor en Ciencias Químicas explicó las claves de fondo de la postura de Solyeco al respecto, insistiendo en que la necesaria responsabilidad ante la situación actual no debe llevarnos a caer en la lógica del miedo y que las medidas y protocolos aplicados deben estar ajustados a la eficacia real y a la reducción significativa del riesgo, para no provocar histerismo ni causar más daño que beneficio a la sociedad, especialmente a los más vulnerables.
En el diálogo posterior se resolvieron algunas dudas concretas y se profundizó en la necesidad de aplicar el sentido común junto con la responsabilidad para no dejarnos engañar por los oportunistas que venden aparentes soluciones al alcance únicamente de unos pocos.
La impresión general de los asistentes fue muy positiva, agradeciendo la claridad y profundidad de lo expuesto.

Identidades asesinas

El pasado 9 Mayo tuvo lugar el tercer encuentro del grupo de lectura de Santander. Esta vez fue un encuentro Online, por las circunstancias de la pandemia COVID. Pusimos en común el libro “identidades asesinas”, cuya primera edición fue del año 1999, pero cuyas líneas de fondo tienen plena actualidad. Destacamos algunas ideas que Amin Maalof plantea, autor del libro que nació y vivió 27 años en Líbano y posteriormente exilió a Francia.

La identidad no está hecha de compartimentos, es un itinerario en construcción, siempre podemos añadir nuevos elementos. Cada uno de nosotros somos depositarios de dos herencias: una vertical que viene de nuestros antepasados (tradiciones de nuestro pueblo, de nuestra comunidad religiosa,…), otra horizontal, es producto de nuestra época, de nuestros contemporáneos. No se debe incitar a elegir una identidad.

Dos aspiraciones profundas del ser humano:

  • la aspiración a una visión del mundo que transcienda nuestra existencia, nuestros sufrimientos, nuestras decepciones, que dé un sentido a la vida y a la muerte
  • la necesidad que tiene todo ser humano de sentirse vinculado a una comunidad que lo acepte, que lo reconozca y en cuyo seno pueda ser entendido cuando habla con medias palabras.

La mundialización nos arrastra hacia dos realidades, una positiva y otra negativa: la universalidad y la uniformidad. Existe un equilibrio difícil entre la globalización (que hace que los seres humanos tengan más cosas en común: conocimientos, imágenes, palabras…) y la necesidad de búsqueda de identidad de las personas.

Las identidades asesinas se construyen reduciendo la identidad, que siempre es múltiple o mestiza, a una sola pertenencía que se proclama con pasión, instando a elegir entre uno u otro bando y confrontándolo con el otro. Escuchando sólo a los de nuestro bando y con prejuicios hacia los otros. En un diálogo y encuentro profundo, se pueden diluir los enfrentamientos.

El migrante es la primera víctima de la concepción “tribal” de la identidad. Si se siente obligado a elegir, entonces vivirá con amargura, con rabia, el hecho de traicionar a su patria de origen o a la patria de adopción.

Si reconocemos nuestra identidad como integrada por múltiples pertenencias, se establece una relación distinta con los demás, y también con los de nuestra propia tribu. Reconocer que todos somos migrantes nos hace cambiar la mirada hacia los demás.

Nadie tiene el monopolio del fanatismo, y, a la inversa, nadie tiene tampoco el monopolio de lo humano.

Toda comunidad humana, cuando es humillada o amenazada, tiende a producir personas que matarán. … es una concepción tribal de la identidad, heredada del pasada.

La gente suele tender a reconocerse en la pertenencia más atacada.

Los movimientos islamistas son producto de las tensiones históricas, de los agravios y dominación de occidente rico contra los pobres. No de la historia musulmana. Oposición a calificar de “islam” todo lo que ocurre en países musulmanes, pueden entran en juego otros muchos factores que lo expliquen mejor. Acusar de los males que viven estos pueblos al Islam hace que los hechos sean inteligibles

Para quien vive en culturas derrotadas, la capacidad para cambiar y modernizarse, significa perder una parte de ellos mismos. Cuando la modernidad lleva la marca del “otro”, no es de extrañar que enarbolen los símbolos del arcaismo para afirmar su diferencia

La respuesta del mundo musulmán al problema de la modernización no fue el radicalismo religioso, esa fue una respuesta muy minoritaria, sino el nacionalismo (dirigentes nacionalistas a penas se remitían a la religión). Los movimientos islamistas eran vistos por la sociedad en general y dirigentes como enemigos de la nación árabe. Solo con el fracaso nacionalismos (historia de corrupción) la población empieza a escucharlos

Existe influencia de las religiones sobre los pueblos y su historia como también de los pueblos y su historia sobre las religiones.

Todas las sociedades humanas han sabido encontrar, en el transcurso de los siglos, las citas sagradas que aparentemente justificaban sus prácticas del momento. Las matanzas étnicas se llevan a cabo siempre con los más hermosos pretextos – justicia, igualdad, independencia, derechos de los pueblos, democracia, lucha contra los privilegiados. …desconfiar cada vez que un concepto de vocación universal se utiliza en el marco de un conflicto relacionado con la identidad.

Hace un siglo el marxismo prometía establecer en todo el planeta un nuevo tipo de sociedad de la que estaría desterrada la idea de Dios. El fracaso de ese proyecto, tanto en lo económico y político como en lo moral y lo intelectual, ha tenido como consecuencia una rehabilitación de lo religioso.

En la democracia, lo que es sagrado son los valores, no los mecanismos. Lo que ha de respetarse de manera absoluta es la dignidad de los seres humanos. Las diversas legislaciones electorales deben adaptarse a esa exigencia.

El futuro no está escrito en ningún sitio, será lo que nosotros hagamos de él. Si afirmamos con tanta pasión nuestras diferencias es porque somos cada vez menos diferentes.

En el mundo globalizado cada vez somos más conscientes de nuestra individualidad y nuestros derechos, un poco menos de nuestros deberes.

El mundo no pertenece a ninguna nación en particular. Vivimos una época en la que todo el que tiene una idea, sea genial o perversa, puede hacerla llegar, en el mismo día, a decenas de millones de personas. Lo mismo los tiranos que los que luchan contra el hambre.

Objetivo razonable, que cada ciudadano sea tratado como un ciudadano de pleno derecho, cualesquiera que sean sus pertenencias. Para todos, poder vivir serenamente las diversas pertenencias es esencial para su pleno desarrollo personal, y también para la paz social.

El próximo encuentro será el sábado 20 de Junio, y con él despedimos este curso. El libro para poner en común será el de “primera alianza, fortalecer y reparar los vínculos tempranos”. A los que queráis este veranos seguir dialogando, creciendo juntos, compartiendo experiencias para hacer una sociedad más humana y solidaria, os esperamos en los “Encuentros para la solidaridad 2020”.

La pandemia vista desde la perspectiva de un médico de familia

Desde las Casas Cultura y Encuentro de Canarias y Navarra hemos tenido la oportunidad de contar con la aportación de Juan Simó, médico de familia del centro de Rochapea, en Pamplona. Su amplia experiencia en Atención Primaria desde y sobre la cual reflexiona desde hace años. Es un referente en nuestro país muy seguido en redes sociales y muy citado por sus interesantes artículos que publica en su blog Salud, dinero y Atención Primaria.

Nos ha hablado en su charla de aspectos muy interesantes que está arrojando la actual crisis del Covid19 en nuestro país y en todo el mundo.

En primer lugar ha centrado su aportación en el origen de la pandemia del Covid19 en Wuhan, la ciudad que fue epicentro de la misma en China en el pasado mes de enero. Los expertos de la OMS cometieron numerosos errores que llevaron a minimizar el impacto de la pandemia en numerosos países. Se comenzó negando en principio la contagiosidad de los pacientes portadores del virus sin síntomas. Esta tesis favoreció que muchos países como el nuestro no hicieran test diagnósticos a pacientes sospechosos no sintomáticos en las primeras semanas de la epidemia en España.

Simó nos ha hablado también del problema de los trabajadores sanitarios contagiados y fallecidos por la enfermedad producida por este coronavirus. El alto impacto de este problema en atención primaria se explica en parte por la falta de material de protección adecuado y el desconocimiento sobre la alta contagiosidad del virus en las primeras semanas de la epidemia.

El tercer punto de su charla se ha centrado en las muertes que se han producido en las residencias de ancianos muy relacionadas con esta pandemia. Esta crisis ha puesto de manifiesto el grave problema que teníamos ya planteado con la atención a nuestros mayores y dependientes. Los ancianos ingresados en estos centros suponen el 50% del total de fallecidos en nuestro país por esta enfermedad, probablemente.

Por último Juan nos ha hablado de la gran disparidad de cifras de contagios y muertos que existe entre las distintas comunidades autónomas así como entre los países de nuestro entorno. Es necesario un estudio más detallado en los próximos meses para encontrar la explicación a estos datos tan diversos y valorar la eficacia de las duras medidas políticas que se han tomado para tratar de frenar el impacto social y sanitario de esta pandemia.

Las numerosas preguntas que se ha realizado a través del chat de la aplicación han permitido profundizar en la comprensión de esta crisis que ha venido a cambiar nuestra vida de forma inédita. Los más de 100 asistentes a esta charla virtual hemos podido aprender y reflexionar en común a partir de esta aportación de este comprometido médico navarro.

Desde Encuentro y Solidaridad seguiremos trabajando en el formato virtual o presencial para generar opinión crítica y solidaria ante los graves retos que se abren con esta nueva pandemia. Le agradecemos a Juan Simó su colaboración y su disponibilidad para hacer posible el encuentro de esta tarde.

Covid. Desconfinamiento ¿miedo o esperanza?

Nuestro «Diálogo de la Casa encuentro» aglutinó veinticinco personas en torno a las reflexiones del doctor Luciano Santana.

Nos invitó a escuchar la versión de «Resistiré» de cadena 100 por su actualidad y enfoque solidario. Después se presentó como «intensivista» para aclarar que era una especialidad a la que había dedicado 5 años de formación tras acabar Medicina. Quería con esto señalar el fin tan específico para el que se preparan estos profesionales.

Luciano nos invitó a reflexionar sobre algunos miedos:

  • No tener test. Cuando sabemos que España fabrica test que vende a otros países.
  • Que no sean del todo fiables.
  • Que no se encuentre tratamiento. Los actuales no son específicos para esta enfermedad
  • Que tengamos poca «inmunidad en Canarias» porque ha afectado poco.
  • Que tarde la vacuna. Aunque parece que puede haberla en pocos meses.
  • Que la educación en salud es escasa. Es necesario que se usen mascarillas por solidaridad, para no contagiar; y es necesario (más que los guantes) el lavado correcto de manos.
  • Que no haya suficiente protección en los hospitales.
  • Que ahora afloren otros problemas de salud de golpe cuando se empiece a tener actividad después de un tiempo de poca actividad: problemas de corazón, articulaciones, etc.

Y también sobre algunas esperanzas:

  • Hoy es más claro que hay que cuidarse. Habrá buenos programas de salud pública
  • Se va a impulsar la sanidad pública. Ha quedado claro que es necesario.
  • Reconocimiento de las UCIs.
  • Los estudios en marcha. Conocemos mucho más que hace cuatro meses.
  • Cualquier problema similar nos coge entrenados.
  • Tenemos un planeta más limpio y eso disminuye las enfermedades.
  • Hemos aprendido lo que se puede hacer en casa.
  • Una sociedad más empática y menos consumista.

Todavía hubo espacio para bastantes preguntas y comentarios que puedes ver en el vídeo.

Joan Bosch analiza para ‘Encuentro y Solidaridad’ las medidas económicas del Gobierno ante la Crisis COVID-19

El sábado 25 de abril, a las 17:00 h tuvo lugar una nueva actividad de Encuentro y Solidaridad, que en estos tiempos difíciles debido al Coronavirus estamos desarrollando de manera telemática (vía internet), al igual que muchas otras personas lo están haciendo en el trabajo o en los estudios. No nos debemos resignar a “cerrar la persiana” a pesar de la clausura de los locales y eventos físicos debido a las medidas tomadas por las autoridades. Siempre hay posibilidades creativas de continuar con la labor de promoción solidaria, si queremos… Por ello continuamos ofreciendo estos espacios de encuentro que nos ayudan a situarnos de manera crítica ante los acontecimientos que nos afectan como personas y como sociedad, siempre desde una perspectiva de la solidaridad, del bien común.

El encuentro estuvo organizado por miembros de la asociación “Encuentro y Solidaridad” de Navarra y con la colaboración del economista Joan Josep Bosch y de miembros de su asociación altermundista “Attac-Navarra”.

Joan Josep Bosch se mostró muy crítico con las medidas anunciadas por el Gobierno, a las que consideró «muy insuficientes y grandilocuentes, buenísimas noticias para las entidades financieras, y según para qué empresas». Nos comentó cosas tan clarificadoras como que entre las empresas afectadas que van a verse beneficiadas por las medidas de Estado de alarma son todas las afectadas por el ᴇsᴛᴀᴅᴏ ᴅᴇ ᴀʟᴀʀᴍᴀ lo que quiere decir que también incluye a empresas que obtienen muchos beneficios y/o que apenas pagan por el Impuesto de Sociedades.

A grandes rasgos, la intervención de Joan Josep Bosch se articuló en las siguientes líneas temáticas:

  1. Algunos conceptos básicos a nivel de economía, para poder entender las diversas medidas que se están adoptando: Ingresos, gastos, ahorros, endeudamiento.
  2. Crisis previas que siguen ahí. No lo olvidemos al salir de ésta:
    – Crisis ECOLÓGICA y cambio climático.
    – Crisis de DESIGUALDAD en el reparto de la riqueza insoportable.
    – Crisis política. Una Europa que no es UNIÓN.
    – Crisis de modelo económico (turismo, construcción, dependencia del exterior para los bienes esenciales).
    – Crisis del CAPITALISMO como modelo social y económico.
    – Crecimiento rampante del fraude fiscal global (paraísos fiscales) y banca en la sombra.
  3. Impacto económico del COVID -19.
  4. Medidas adoptadas desde España.
  5. Medidas adoptadas desde Europa.
  6. Alternativas desde Europa.
  7. Nuevo modelo económico (lamentablemente no quedó tiempo para desarrollarlo).
  8. Preguntas de los asistentes y reflexiones finales.

Ponemos a disposición de los lectores interesados un documento con información ampliada de las líneas temáticas tratadas por Joan Josep Bosch en la intervención, al que agradecemos también su facilitación.

Desde Encuentro y Solidaridad de Navarra agradecemos a Joan Josep Bosch su interesante aportación y su capacidad pedagógica y comunicativa para hacernos entender mejor los aspectos económicos, difíciles a veces de entender para personas que no han estudiado Economía pero que son muy importantes de conocer por parte de todos al tratarse de un aspecto que tanto influye en la vida personal y colectiva. Agradecer también a la asociación de “Attac-Navarra” que facilitaron con su disponibilidad y herramientas técnicas la organización de la charla.

Estos encuentros tienen un carácter abierto y pueden conectarse desde cualquier lugar del mundo. La tecnología nos permite acortar distancias y debemos aprovecharla para compartir posibilidades de análisis crítico y acción solidaria. Aquellos que quieran estar informados de próximas actividades como ésta pueden dejar su email y/o teléfono móvil y localidad aquí para ser informados de próximos actos y actividades

Puedes ver y escuchar aquí íntegramente la interesante charla

 

COVID 19 ¿Ahora qué? Beatriz González López-Valcárcel

La tarde ayer los Diálogos de la Casa de Cultura y Encuentro se celebraron de manera virtual. 30 pantallas se unieron para escuchar a la profesora Beatriz González López Valcárcel, quien además asesora al Gobierno de Canarias en esta crisis.
La profesora planteó que estamos ante una crisis sanitaria grave que nos lleva a una crisis económica más grave aún.
Esta crisis nos sorprende especialmente en Europa porque en otros lugares habían tenido otras experiencias que no habían llegado hasta nosotros. En esta crisis se ha aprendido rápido y mucho sobre protección personal, kits diagnósticos, formas de trabajo etc.
Es importante ver que tenemos mucha incertidumbre.  ¿Por qué avanza de manera tan elevada? ¿Por qué y cómo esos factores de riesgo? ¿Cuándo y cómo alcanzar la inmunidad de rebaño? ¿Cómo evitar el colapso del sistema sanitario e impedir muertes de los más vulnerables?
Planteó también Beatríz el drama que supone lo que ha ocurrido en las Residencias. La mitad de los ancianos fallecidos lo ha hecho en residencias cuando en residencias vive solo el 4% de los ancianos.
También señaló que el confinamiento ha sido necesario, pero debe pensarse bien que las consecuencias para la salud también son importantes y que hay que ver cómo se evitan.
Sobre Canarias planteó la dificultad de que tengamos poca «inmunidad colectiva» dado que ha avanzado poco el virus. Desde el punto de vista económico señaló que estamos ante el peor de los escenarios y que se precisa una respuesta europea.
Respecto del futuro señaló la importancia de la vacuna y que puede ser muy eficaz: «Todo el talento de la humanidad se ha focalizado sobre este problema». También destacó que, durante la pandemia, «hemos mejorado muchos aspectos:  la Atención Primaria, los hospitales, etc». También alertó sobre los problemas que pueden venir ahora, dado que, tan centrados en el COVID, se han podido desatender otros problemas serios».
Después de su aportación se hicieron muchas e interesantes preguntas que podremos escuchar en la grabación.

Los derechos de las empleadas de hogar en estado de alarma

El pasado 30 de marzo se celebró el día internacional de las trabajadoras empleadas del hogar. Unos pocos días más tarde, el 4 de Abril, la asociación Encuentro y Solidaridad organizó una charla on line titulada “Los Derechos de las Empleadas de Hogar en Estado de Alarma”, con la colaboración de Carolina Elías, presidenta de la asociación SEDOAC (Servicio Doméstico Activo). SEDOAC, desde hace más de 10 años, aglutina a mujeres de diferentes nacionalidades que cansadas de pertenecer a un sector invisible, vulnerable y precario deciden unir sus fuerzas y luchar por la igualdad plena de los derechos: laborales, políticos, sociales, económicos y civiles de todas las trabajadoras de hogar y de los cuidados en España.

Carolina habló de la situación en la que se encuentran estas trabajadoras domésticas en medio de estos días tan difíciles con la crisis del Covid-19.

En la misma semana en que se celebró la charla el Gobierno anunciaba un subsidio extraordinario para empleadas del hogar que cubriría el 70% de la base cotizable del salario. Carolina reivindicó que las medidas del gobierno son totalmente insuficientes: ¿qué ocurre con todas las trabajadoras que no tienen contrato? Se estima que 1 de cada 3 empleadas del hogar está empleada irregularmente, un dato que creemos dista mucho de la realidad, siendo un porcentaje superior. ¿Y qué ocurre con aquellas inmigrantes sin papeles? O ¿con aquellas que se encuentran en régimen de ’internas’?

Hay que exigir a este gobierno la derogación de la ley de extranjería, para así acabar con la condena de nuestras hermanas inmigrantes que las condena a trabajos de semiesclavitud. Además la medida no contempla algo generalizado y es que muchas de las trabajadoras, en el caso de estar dadas de alta en el sistema de Seguridad Social, no tienen contrato por escrito, las horas de trabajo y salario es solo por acuerdo verbal con el empleador. Y una de sus reivindicaciones también es el hecho de poder tener acceso a la prestación por desempleo, algo a lo que este sector no tiene derecho. Además se calcula que 200.000 trabajadoras lo hacen sin cobertura a la seguridad social, quedando así excluidas de esta medida.

Es necesaria una renta de cuarentena que ayude a las personas y familias que hoy se quedan sin posibilidad de ingresos. El gobierno sólo ha tomado medidas cosméticas para el conjunto de la clase trabajadora, siendo claramente los grandes capitalistas los grandes beneficiados de esta crisis. Una retórica de que “nadie se va aquedar atrás” que para las empleadas domésticas, como para millones de trabajadoras y trabajadores, es totalmente insuficiente.

Carolina animó a todas las mujeres a organizarse y a pelear por sus derechos porque “solo luchando juntas vamos a poder transformar nuestra realidad”.

Al finalizar la charla, las personas que participaban vía on line realizaron preguntas sobre circunstancias laborales concretas que estaban padeciendo, a las que Carolina contestó aclarando sus dudas. Carolina Elías es licenciada en derecho en San Salvador y desde Encuentro y Solidaridad de Navarra le agradecemos a ella y a su asociación, SEDOAC, su aportación en la visibilización y dignificación de las condiciones laborales de las trabajadoras de hogar y de los cuidados.

 

Lectura conjunta: “Seducidos por la muerte”

El tercer encuentro del grupo de lectura de en Cantabria lo tuvimos con medios informáticos, estas son algunas ideas que se señalaron del libro seducidos por la muerte.

El debate sobre la eutanasia suele girar en torno a casos límite (Manuel Sampedro en 1998). Pero la ley se hace para la generalidad. Y por eso es necesario atender a los resultados de los países que se ha legalizado.

Las discusiones en torno al fin de la vida se han centrado demasiado en la reivindicación de un derecho a la eutanasia. Mientras tanto, puede ocurrir que se siga descuidando otras preocupaciones en torno al final de la vida:

  • El control del dolor y de los síntomas,
  • La atención global al enfermo,
  • El desarrollo de los cuidados paliativos. Con la aceptación de la eutanasia puede ser, (como ha sucedido en Holanda) que se descuide el desarrollo de los cuidados paliativos.

La aceptación de la eutanasia que se propone como solución necesaria para unos pocos casos extremos, se puede convertir: en una manera de tratar la ansiedad, la depresión y el dolor en pacientes graves o terminales.

¿Deseo de morir? El paciente quizá pida morir para ver si los demás todavía quieren que siga vivo. La depresión con frecuencia ni se diagnostica ni se trata. Los estados depresivos, la culpa…puede ser una forma en que el paciente pida ayuda.

Presiones sobre las personas para solicitar eutanasia, directas o indirectas:

  • No se explora suficientemente por qué el paciente quiere morir. Sólo el 3% de los enfermos que piden eutanasia es visto por psiquiatras.
  • Los requisitos para asegurar una eutanasia “bien hecha” se ven como burocracia, o rituales que hay que cumplir para evitar las críticas.
  • No cuidados paliativos hace que la gente crea que la opción es entre eutanasia o sufrir.
  • Sensación de fracaso de los médicos ante la muerte, que hace que no se sepa (y no se les haya formado adecuadamente) para acompañar hasta el final de la vida.
  • Cultura utilitaria y que entiende la autonomía personal como valor absoluto que prescinde del bien común es más fácil legislar eutanasia (Holanda acepta prostitución y droga).

Consecuencias

  • Disminuye el deseo o interés por la vida y por luchar, especialmente en enfermos con depresión.
  • Aumento índice suicidios
  • La eutanasia, al contrario de lo que esperan sus promotores, puede ser que incremente el poder de los médicos, no el de los pacientes. Los médicos pueden proponer la eutanasia (lo cual tiene una gran influencia en la decisión el paciente), también la presión de familiares al médico, pueden dejar de proponer alternativas y pueden matar a pacientes que no lo habían pedido.
  • Es imposible regular la eutanasia, El reconocimiento legal crea un clima cultural que favorece la desobediencia a cualquier normativa. El 60% de los casos no son comunicados por los médicos. Casi un 25% de los médicos admite haber hecho eutanasia sin que los enfermos les hubieran dado el consentimiento. En Holanda el asesoramiento ha quedado en mero formalismo. A los pacientes no se les ofrece alternativas. Hay una gran desinformación sobre estos temas, incluso entre médicos.

El concepto de autonomía para decidir

Los derechos fundamentales para serlo están por encima de la decisión individual de la persona. No puedes tocar tu derecho porque sino la autonomía vale en función del poder o el dinero que se tenga. No permitimos que la gente se venda como esclavos aunque quiera

Los familiares, después de la muerte de un familiar, suelen sentirse culpables y echan la culpa a la sociedad por no permitir el suicidio asistido.

El cambio social que podría ayudar a las personas en grave situación de sufrimiento sería, que médicos y familiares hablaran más abiertamente de lo que está pasando. Cuando esto ocurre, los pacientes dejan de tener prisa por morirse, se sienten agradecidos por el tiempo que les queda y no sienten que mueren solos y abandonados.

Otras opciones, la aceptación de la eutanasia ha llevado a que se descuiden otras opciones. Muchas personas cuando dicen que están a favor del suicidio asistido, lo que quieren decir que el médico haga todo lo posible para eliminar el sufrimiento.

Cuando la ley no se respeta. El suicidio asistido se suele usar con gente que todavía no está próxima a morir. También es probable que sean pacientes que están sufriendo una depresión como consecuencia de una enfermedad y que si ésta se tratara adecuadamente, querrían vivir.

No es una opción sólo religiosa. Parte de la desinformación es hacer creer que la oposición a la eutanasia es cosa de la iglesia Católica o de la derecha religiosa.

Entre los médicos, los más opuestos a la legalización son los especialistas de cuidados paliativos, los que cuidan a pacientes mayores y los psiquiatras con experiencia de pacientes suicidas. Saben que la legalización es una respuesta desinformada al reto de ayudar a esos pacientes.

Los que apoyan la legalización dicen que también ellos están a favor de los cuidados paliativos, pero parecen estar mucho más a favor del suicidio asistido y de la eutanasia.

Los médicos que se oponen al suicidio asistido y a la eutanasia son los que están haciendo que los cuidados paliativos avancen. Saben que el suicidio asistido y la eutanasia son malas para la medicina. Malas para los médicos, malas para el paciente y malas para la sociedad.

Eutanasia sin consentimiento. La práctica de la eutanasia en Holanda ha pasado de los enfermos terminales a los crónicos, de las enfermedades físicas a las psíquicas y de la eutanasia voluntaria a la involuntaria. Eutanasia del paciente sin su consentimiento. Las razones aportadas fueron varias, desde un “Le falta calidad de vida” hasta un “Se le retiró el tratamiento, pro el paciente no moría”.

“El médico decide” En el caso de un paciente que no puede decidir por sí mismo, ¿Quién debe decidir si debe vivir o morir? ¿El médico? En Holanda parece que sí.

En pacientes dementes. Los holandeses están atrapados en lo que se refiere a los pacientes con demencia. Según su definición, la eutanasia sólo es posible en pacientes lúcidos, así que no pueden aprobarla para personas dementes. Los pacientes que sienten los primeros síntomas de alzheimer pero que temen que su enfermedad empeore pueden, mientras estén todavía lúcidos, pedir la eutanasia y recibirla. Pero no pueden dejar pedido que se les aplique cuando pierdan su lucidez. Esos pacientes deberán terminar su vida meses o años antes de lo que hubieran deseado. Aunque posteriormente se ha modificado algo esa posición.