Las conocidas incógnitas de la Covid-19. Datos para la reflexión en tiempos de coronavirus.

Encuentro y Solidaridad organizó el pasado sábado 13 de febrero de 2021, desde las Casas de Cultura y Encuentro de Canarias y Navarra, una charla online titulada “Las conocidas incógnitas de la COVID19. Datos para la reflexión en tiempos de coronavirus”. Los ponentes fueron Juan Simó, médico de familia en el barrio de Rochapea de Pamplona (Navarra), experto en gestión sanitaria, con una amplia experiencia en Atención Primaria desde y sobre la cual reflexiona desde hace años. Es un referente en nuestro país, muy seguido y citado en redes sociales por sus interesantes artículos que publica en su blog “Salud, dinero y Atención Primaria”. También se contó con la aportación de Vicente Baos, médico en Madrid y profesor de Salud Pública, que cuenta con un blog titulado “El supositorio”. Ambos, llevan siguiendo la evolución de la pandemia desde el inicio examinando infinidad de datos estadísticos y curvas epidémicas por lo que nos ofrecieron un análisis muy riguroso y necesario para entender todo sobre el virus y sobre la gestión de la pandemia por parte de las autoridades.

Juan Simó, a lo largo de su exposición revisó los aspectos más relevantes de la evolución de la actual pandemia en España. Recordó lo más importante de las pandemias de gripe de 1918 y 2009 y su comparación con la actual. Nos habló de las características de una curva epidémica y los factores relacionados con la misma así como de los aspectos más relevantes de la inmunidad personal y comunitaria con especial énfasis en el largo plazo. Finalmente se centró en el papel que el azar u otros factores hayan podido jugar en las diferencias entre la primera y la segunda ola entre CCAA y provincias, la tercera ola y sus repercusiones, así como en la gestión de las distintas comunidades y países.

Vicente Baos, por su parte, transmitió su experiencia con sus pacientes detallando las implicaciones clínicas del coronavirus tanto en síntomas como en virulencia y gravedad. Trató aspectos que a todos nos preocupan, relacionados con las medidas de prevención (la importancia de la ventilación cruzada de espacios, mascarillas…), las vacunas y su eficacia, las nuevas investigaciones y metodologías en la realización de vacunas y el poder de las multinacionales farmacéuticas mediante el sistema de patentes cuyos beneficios no revierten en la población mundial a pesar del dinero público invertido para la investigación.

Para finalizar, entre los más de 80 asistentes a esta charla virtual surgieron preguntas que se realizaron a los ponentes a través del chat de la aplicación y que permitieron profundizar en la comprensión de la situación actual de esta crisis.

Desde Encuentro y Solidaridad seguiremos trabajando en el formato virtual o presencial para generar opinión crítica y solidaria ante los graves retos que se abren con esta nueva pandemia. Le agradecemos a Juan Simó y a Vicente Baos su colaboración y su disponibilidad para hacer posible este encuentro, en el que hemos podido aprender y reflexionar en común a partir de sus aportaciones.

 

Cine “Entre amigos” en Oviedo

El viernes 22 adelantamos la celebración del Día de la Paz y la Noviolencia escolar. Desde Encuentro y Solidaridad con los niños de Alfalar.

Hemos reinventado el cine “Entre amigos” en tiempos de pandemia. Venimos haciéndolo igualmente una vez al mes pero en grupos pequeños, un mes presencial y otro online.

Esta vez, los pequeños se diviertieron con una canción, que ya dijeron que mola; y los medianos vieron y dialogaron sobre una cadena de favorantes dehacer las chapas. Les quedaron muy chulas.

Gracias al Conseyu de la Mocedá d’Asturies que nos prestó la máquina de chapas.

El mes que viene tendremos el encuentro “Entre amigos” on line. ¡Hasta el viernes 12 de febrero!

Nacer y morir en tiempos de COVID

El viernes 11 de diciembre en la Casa de Cultura y Encuentro de Carabanchel tuvimos un diálogo sobre “Nacer y morir en tiempos de Covid”. Beatriz Martín y Mercedes González, matronas en el Hospital de Getafe, nos hablaron de la atención al embarazo y parto en pandemia. Imposible no emocionarse con ellas, con el dolor de los profesionales ante la incertidumbre, los cambios de protocolo y las dificultades de madres, padres y bebés. También nos transmitieron como las cosas se van haciendo cada vez mejor sin separar a la madre del bebé, dejando pasar al padre o acompañante, etc.
Helena Acin nos habló de morir en tiempos de Covid. Hizo un recorrido por la situación de las familias con familiares fallecidos en la pandemia en Madrid. Denunció con datos, hechos y reflexiones, el negocio funerario que incluye a empresas, tanatorios, ayuntamientos…
Los asistentes, online y un pequeño grupo presencial, pudieron preguntar y aportar sus reflexiones y experiencias.

COVID, infancia y escuela

Nos alegramos de haber tenido esta mesa redonda “COVID, infancia y escuela” para poder dialogar sobre cómo vemos que estamos viviendo y respondiendo familias y escuela ante los cambios que el COVID ha impuesto. Unos necesarios. Otros sin ninguna evidencia científica. Por eso quisimos hablar familias, profesionales sanitarios, de la educación y de la psicología.

Algunos aspectos fruto de la exposición de los ponentes y del diálogo posterior fueron:

  • El cierre de las escuelas y la calle para los niños, fue una medida que no tuvo parangón con otros países. 22 países europeos abrieron las escuelas infantiles y de primaria, y/o de los últimos cursos de secundaria, en mayo y en junio
  • Se estigmatizó a los niños (se les llamó “hipercontagiadores”), sin ninguna evidencia al respecto. Al contrario, desde Abril, la evidencia científica desmontaba esta etiqueta. En Agosto el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades publicó un informe científico en el que no sólo ponía de manifiesto que la reapertura de escuelas no se había asociado con importantes aumentos en la transmisión comunitaria y que eran lugares seguros, sino que la mayor contagiosidad se da en entornos domésticos.
  • De la noche a la mañana los padres se convirtieron en maestros de sus hijos, además de seguir trabajando. Para algunos hogares esta situación fue un auténtico infierno. Viviendas con pocos metros cuadrados, sin acceso a internet o sin posibilidad de que sus padres pudieran asumir el rol de maestros. Violencia, maltrato infantil, abusos sexuales formaron también parte de este infierno. Las consecuencias a día de hoy no se pueden minimizar. Uno de cada cuatro niños sufre ansiedad tras el confinamiento
  • Los pediatras están pidiendo desde hace tiempo que se aclare cuál es la indicación clara de PCR a los niños, ya que muchos síntomas de COVID coinciden con otras enfermedades y no se puede estar realizando PCR por cualquier síntoma
  • Las familias que habitualmente han respondido autónomamente y con sentido común ante la enfermedad de los niños, ahora necesitan consultar más y están más indecisas y con miedo. La demanda del sistema sanitario es mayor. Esto se une a la situación moribunda (desde hace años) en la que está la atención primaria
  • Hace falta inversión pública, pero no sólo en el sistema sanitario. La educación, el cuidado, el trabajo, la justicia es salud. Hacen falta que los protocolos se construyan de forma más abierta y horizontal. Con participación de los docentes, familias, …… y dar voz a los propios niños.
  • Hay que volver a la presencialidad. Que no se confinen las clases completas en primaria (una medida que ya están tomando algunas CCAA) y garantizar las clases online y el seguimiento cuando un alumno está confinado. ¿Podemos unir esfuerzos profesores y familias para hacer esto posible? Se comentaron algunas experiencias de equipos directivos, profesores y familias exigiendo y promoviendo cambios en los protocolos COVID de los colegios e institutos. Sin embargo la tónica general no es esta implicación y protagonismo. Reflexionamos cómo es posible la pasividad frente a medidas que no están justificadas científicamente.
  • Una mayor y mejor información científica proporcionada por responsables políticos es necesaria. Los servicios de salud pública de algunos países ofrecen a la ciudadanía una buena información estructurada por áreas acerca del COVID y la escuela y otros ámbitos.
  • Se ha destapado no solo una brecha digital, sino una brecha social que ya existía en la escuela. No perdamos la oportunidad para que la escuela sea respuesta, es decir, que sea mejor para los que más lo necesitan, una escuela compensatoria de las diferencias sociales.
  • Es necesario que profesores, familias y toda la sociedad demos una respuesta asociada y política ante lo que estamos viviendo.

A continuación reproducimos la aportación en la mesa redonda de un profesor de secundaria. Aportación preparada junto a otros profesores de infantil, primaria y universidad, y familias.

Seducidos por la muerte. Médicos, pacientes y suicido asistido.

Ahora que se vuelve a replantear en nuestro país una legislación sobre la eutanasia, os presentamos un libro único sobre el tema. Es el informe serio y científico de un médico, Herbert Hendin M.D.

El autor viajó hasta Holanda para estudiar la posibilidad de legalizar la eutanasia en Estados Unidos. Después de constatar en la realidad las consecuencias de la aplicación de la eutanasia en Holanda, cambió totalmente su visión, pasando de ser inicialmente favorable a la eutanasia a ver con claridad que no se debía legalizar.

El libro tuvo un enorme impacto en la opinión pública norteamericana, tanto es así que fue llamado a declarar ante el Congreso de los Estados Unidos y consiguió paralizar una ley que iba a favorecer la eutanasia.

Este libro es una buena herramienta para plantear a la sociedad y a las instituciones políticas la necesidad de una cultura de la vida.

La asociación de Iglesia “Encuentro y Solidaridad”, que tiene como uno de sus objetivos la promoción en nuestra sociedad de una cultura de la vida, está promoviendo en algunas localidades como Pamplona la difusión de este libro.

En Pamplona se puede adquirir por una colaboración económica de solo 5 euros llamando al teléfono 629886659.

 

 

PRESENTACIONES DE LA ENCÍCLICA FRATELLI TUTTI

Somos hermanos. Todos hermanos. Lo repetimos cada día en el Padre Nuestro, pero estamos muy lejos de vivirlo, hay quien tira comida y quien la rebusca en la basura, quien superprotege a sus hijos y quien tiene que dejarlos a miles de kilómetros para poder alimentarlos, mientras unos cruzan el Mediterraneo en crucero, otros lo hacen en patera. Colaboración, ayuda mutua, mayor atención y apoyo a quien más lo necesita, son actitudes habituales dentro de la familia, pero que brillan por su ausencia en ámbitos económicos, sociales o políticos. ¿No deberíamos los cristianos redoblar esfuerzos para que la fraternidad también se viva en la política y a las instituciones?

El pasado lunes se presentó en el Seminario de Pamplona la nueva encíclica del papa Francisco, Fratelli Tutti. El acto, organizado por la asociación Encuentro y Solidaridad, estuvo presidido por D. Juan Aznáraz, y tuvo como ponente al sacerdote Eugenio Rodríguez, que además de ir destacando los aspectos fundamentales del documento en sus 8 capítulos, quiso transmitir dos ideas fundamentales:

En primer lugar, que la Doctrina Social de la Iglesia, se construye no sólo con el magisterio de los distintos papas, sino con la vida que ponen en juego las comunidades cristianas. El trabajo de los fieles laicos, su empeño por la justicia, sus desvelos por “parir” un mundo nuevo, hacen avanzar, o no, ese tesoro que es la Doctrina Social de la Iglesia

En segundo lugar, quiso resaltar una idea: en la vida cristiana, como en tantos otros aspectos de la vida, lo que no se “encarna” se pierde. Podemos leer las palabras de Francisco, y alegrarnos con ellas, y rezar una y mil veces el Padre Nuestro, pero como no intentemos VIVIR la fraternidad, CONSTRUIRLA en nuestros ambientes, HACERLA CRECER, la acabaremos perdiendo.

Es importante que los cristianos nos juntemos para leer y comentar esta nueva encíclica, pero más importante aún es ponerla en PRÁCTICA. Que las palabras de Francisco y sus desvelos por hacer fraternidad no caigan en saco rato.

Con este objetivo, al final del encuentro se presentó un grupo de lectura y trabajo sobre la Fratelli Tutti, que comenzará el próximo viernes 6 de noviembre en la Casa Cultura y Encuentro a las 19h. Los interesados en participar pueden llamar al teléfono 652465919

El sacerdote Eugenio Rodriguez presentando la encíclica el miércoles 28 en la Casa de la Iglesia en Santander

Las presentaciones de esta nueva encíclica no dejan de multiplicarse, y el miércoles 28 de octubre se presentó en Santander en la Casa de la Iglesia.

Acto contra el despilfarro de alimentos

A las 12 de la mañana del sábado 17 de Octubre, en la plaza Saulo Torón (Las Palmas de Gran Canaria), la Campaña Stop Derroche realizó un acto con todas las medidas de seguridad que recomienda Salud Pública.
La vida continúa y no van a ser los actos solidarios los únicos que se queden en la estacada. Los actos de promoción de la solidaridad deben seguir realizándose.
El acto consistió en una performance en que se criticaba la cantidad de comida que va a la basura por vías diversas: el consumo de la casa, el derroche de los supermercados, el derroche que tiene causas políticas.
Yolanda Ortega, en representación de “Stop Derroche” expuso las ideas centrales de la campaña
Se tiran más alimentos que los que necesitan para acabar con el hambre hoy mismo.
Un tercio de la comida que se tira en el mundo lo hacemos en las casas.
Se fabrican alimentos sabiendo que se van a tirar. Como la corteza del llamado pan sin corteza que se tira ya en la fábrica. Como los plátanos que se cultivan sabiendo que una parte de ellos van a la basura
Dónde más comida se tira es en los supermercados. Por caducidad, por estética, por desorganización. Por voluntad comercial. Los mismos supermercados que tiran alimentos tienen la desvergüenza de hacer recogidas de alimentos que son un nuevo negocio de marketing y ventas.
No hay decisión política de acabar con el derroche. Hay complicidad. El derroche también es un crimen político.
En este “calentamiento de motores” los organizadores ya anuncian que plantearán a todos los partidos políticos la necesidad de que haya una ley autonómica contra el despilfarro de alimentos.
Por razones de salud pública se limitó la asistencia a un total de veinticinco personas para el amplio espacio de que se disponía.
El lanzamiento oficial de la campaña será en las fechas navideñas. Las mismas fechas en que muchos de los miembros de “Stop derroche” durante años nos han recordado en la calle Triana que el hambre es un negocio político.
Para más información respecto de la Campaña los organizadores remiten a la Casa de Cultura y Encuentro, desde donde se impulsa esta Campaña y donde tiene su sede.

El ritmo de nuestro campamento

Proyecto-videoclip del campamento juvenil de SAL. Talleres de percusión corporal y de producción audiovisual se funden en uno para ofrecernos un excelente resultado, gracias al trabajo de todos los participantes durante estos 10 días de convivencia, amistad, esfuerzo y alegría compartidos que hacen posible nuestros sueños.

Encuentro y solidaridad en el Camino de Santiago: una experiencia de vida

El sábado 20 y domingo 21 de junio pudimos compartir una nueva convivencia para familias en Navarra, organizada por la Casa de Cultura y Encuentro de Pamplona y la asociación eclesial Encuentro y Solidaridad. Son convivencias que se caracterizan por combinar el encuentro y el conocimiento de la naturaleza, la cultura, la historia y la espiritualidad de la región con la solidaridad de las personas que lo organizan, asisten o nos acogen, compartiendo los medios de los que disponemos, poniéndolos en común, lo que hace posible que se pueda realizar (coche, tiempo, habilidades, conocimientos y experiencia…).

Después de un periodo largo de confinamiento y de la imposibilidad para realizar actividades al aire libre debido al estado de alarma por el covid-19, desafiando la pereza o el “miedo” al contagio, teníamos ya ganas de tener momentos de convivencia y de contacto con la naturaleza, guardando las debidas medidas de prevención.

Propuesta inicial y organización previa

Partiendo de la propuesta e iniciativa de Samuel, nos pareció una buena idea realizar dos etapas del Camino de Santiago. Se barajaron varias opciones y finalmente se fueron concretando. Se tuvieron en cuenta algunos aspectos organizativos: asistentes, coches y plazas disponibles, personas que aún no pudiendo asistir en su totalidad porque se encontraban trabajando, quisieron participar en algunos momentos y colaborar con la convivencia aportando su trabajo con la intendencia: compra, elaboración de comidas, transporte de personas y mochilas…

Todos los asistentes y colaboradores aportamos comidas diferentes, que íbamos poniendo en conocimiento de todos en el grupo de watshapp que se creó para el evento, para compartir en los diferentes momentos de las dos jornadas.

Las personas con cierta experiencia en excursiones nos dieron unas recomendaciones para caminar (preparar y calentar el cuerpo en la semana previa realizando pequeñas caminatas, llevar calzado usado y cómodo, llevar una mochila pequeña con lo imprescindible para no llevar mucho peso (agua, fruta, frutos secos…), preferentemente pantalones largos y alguna camiseta o chaqueta de manga larga por si fuera necesario en algún momento, repelente de insectos, desayunar bien antes de la excursión…

Yani, enfermera dominicana afincada en Pamplona, se encargó de preparar un pequeño botiquín de urgencia, para curar ampollas y otras heridas.

Comenzamos a caminar. 1ª Etapa: Roncesavalles-Zubiri (21,5 kilómetros)

Es la segunda etapa recomendada del camino francés en su comienzo por tierras españolas.
Todos subímos directos en varios coches hasta Roncesvalles. Como una de las colaboradoras, Deisy, debía trabajar y volverse a Pamplona, pudo encargarse especialmente de la organización de la intendencia y en el regreso dejar comidas y mochilas de ropa y aseo en el albergue de Zubiri, posibilitando también, una vez que se concluyera la etapa en Zubiri, acercar a los conductores por la tarde hasta Roncesvalles, donde dejaron sus coches por la mañana, y poder así trasladar todos los coches hasta Zubiri.

Comenzamos la caminata desde Roncesvalles, sobre las 8:30, rumbo a Zubiri. Desde el principio pudimos contemplar y disfrutar de la bella estampa que nos regala la naturaleza del entorno: montañas, valles, vegetación, animales…
Tuvimos la gran suerte de que nos acompañara, en esta primera etapa, Úrsula, peruana afincada desde hace muchos años en Navarra y muy conocedora del camino de Santiago en sus múltiples aspectos, que nos contó algunos datos interesantísimos sobre la historia y la importancia del Camino de Santiago a lo largo de los siglos, también en la actualidad. Fue una auténtica gozada poder escucharla y poder aprender y descubrir aspectos desconocidos para muchos de nosotros.

Breve semblanza de la etapa Roncesavalles-Zubiri (21,5 kilómetros):

Durante varios momentos del camino debimos estar alerta, porque ¡ojo!, a veces te puedes despistar y coger la senda que no es. Se debe seguir la senda jacobea, marcada por la concha y flecha amarilla.
El trazado que nos esperaba en sus primeras zonas no era complicado. La mayoría de los tramos son llanos y los ascensos al alto de Mezkiritz (920 metros) y alto de Erro (800 metros) no son extremadamente pronunciados. Caminábamos rodeados de tramos boscosos, donde los robles y las hayas estaban muy presentes; y amplios prados. El encantado Robledal de las Brujas, en el inicio de la etapa, y lo bucólico del río Arga, en nuestra llegada a Zubiri, fueron los grandes regalos de la jornada.

Tras Espinal el perfil se endurece y llega el trazado “rompepiernas”. Lo más complicado es el descenso vertiginoso de 275 metros, desde el alto de Erro a Zubiri y el valle de Esteribar.

Llegada a Zubiri

Por fin, después de unos últimos tramos complicados y sufridos, la alegría de la llegada a la meta de la etapa. Allí, en el albergue, nos esperaban Hugo y Wendy, y más tarde se fueron incorporando Deisy, Jenny y Marisol, colaborando en la intendencia y aportando sus dotes culinarias y su buen hacer en la organización de la cocina y las comidas.

En el comedor del albergue, niños, jóvenes y adultos compartimos un agradable rato de comida, aportada por los asistentes, y en donde la charla, las bromas y las risas tampoco faltaron.

Una vez “llenado el carro de combustible”, cansados por la etapa realizada, nos dispusimos con buen ánimo a disfrutar del descanso y tiempo libre merecido: los niños rápidamente se fueron al cercano río a refrescarse y jugar, al igual que algunos adultos. A media tarde, algunos también dimos una vuelta por el pueblo. Al anochecer, cena y descanso para recargar y restaurar nuestros cuerpos.

La sorpresa del desayuno del domingo

Fue sorprendente para los padres ver cómo, nuestras hijas pequeñas (desde los 7 a los 10 años), a pesar del cansancio del día anterior, se levantaban a las 5:30 de la mañana, una hora antes que nosotros para preparar con tanto cariño, creatividad y detalle el desayuno del domingo. Hasta nos organizaron el lugar que nos debía corresponder apuntando en un papel el nombre de todos los asistentes, al igual que sucede en las bodas y otros eventos importantes. Posteriormente, con la colaboración de los padres, se fue calentando la leche y el café, y se pudo aprovechar el pan sobrante del día anterior preparando pan tostado. Pensamos que es muy importante dar valor a la comida, aprovecharla al máximo para no desperdiciarla ni tirarla, por lo que, en nuestros actos y convivencias intentamos tenerlo en cuenta.

2ª Etapa: Zubiri-Huarte-Pamplona (20,4 kilómetros)

Salimos puntualmente a las 8 rumbo a Huarte y Pamplona. Mari Cruz, Jenny, Wendy y Marisol se pudieron incorporar a esta caminata que, con suaves pendientes, discurre a lo largo del río Arga y en la que nos encontramos con varios puentes medievales.

A lo largo del recorrido existe la opción de escoger seguir la ruta jacobea, algo más alejada del río Arga, o seguir un suave paseo hasta Pamplona por el paseo fluvial a la orilla del río.

La opción del paseo fluvial y la que sale de frente desde Zabaldika llevan hasta un merendero situado al otro lado de la N-135 (Km 12,9). Mesas, barbacoas e incluso servicios animan al descanso. Allí pudimos reencontrarnos la mayoría de los que caminábamos en grupos diferentes debido a los diversos ritmos con los que caminábamos y tener un momento de merienda y refrigerio.

En este punto el itinerario se bifurca. Si giramos a la izquierda y cruzamos el río podemos retomar el paseo fluvial hasta Pamplona, pasando antes por Huarte. Esta opción es algo más larga, con menos desnivel y discurre siempre pegada al río. La alternativa de Huarte fue la opción que escogimos. No pasa por Arre, deja a un lado Villava y Burlada y enlaza con la histórica en la carretera de Burlada, a escasa distancia del puente de la Magdalena. La otra opción, la histórica, prosigue de frente y nos lleva a subir una senda que lleva hasta el antiguo señorío de Arleta, hoy un conjunto de casas arruinadas.
Hubo algunos caminantes que, yendo a un mayor ritmo que el resto, llegaron hasta Pamplona, pero la mayoría del grupo llegamos hasta Huarte, donde compartimos el descanso, la comida y el baño en el río Arga.
Entre las personas que hicimos la excursión completa y las que hicieron sólo una de las dos etapas o compartieron algún momento de convivencia, los participantes que coincidimos fuimos en total: 17 adultos, 10 jóvenes (desde los 12 años), 6 niños (con edades entre los 7 y los 11 años) y hasta un perro llamado Archie.

A media tarde llegó el momento de la despedida y del regreso al hogar, después de haber compartido una experiencia inolvidable.

La experiencia es vivencia reflexionada: Camino de Santiago, una experiencia de la vida y una lección para la vida

Una vez acabada la experiencia, en el reposo y la reflexión del hogar, surgió la necesidad de expresar, compartir y poner palabras a lo vivido. Así que fuimos tomando nota a nuestras propias reflexiones partiendo de esta pregunta: ¿Qué nos ha aportado la experiencia del camino de Santiago personalmente, como familia? Estas fueron las aportaciones de algunos caminantes:

Samuel: “Bueno, yo creo que ha sido un trabajo conjunto, nos hemos complementado bien y cada uno ha aportado su granito de arena para que todo esto haya salido genial. Ha sido un esfuerzo común. Los niños también han colaborado y no se han quejado y es una experiencia para familias e hijos. Además, añadir: solidaridad, contemplación de la naturaleza, familia de familias, cariño, confianza de unos con otros. Confianza en las posibilidades de todos para conseguir un objetivo común. Generosidad, paciencia, comprensión, la constatación de que trabajando juntos podemos conseguir nuestras metas, las del camino, y las de la vida”.

Nuria: “Yo, medio muerta, aunque contenta, la verdad. ¡El camino me ha dejado ganas de conocer más la naturaleza, la historia, de profundizar más en la fe y ganas de volver! ¡Sí que ha sido un trabajo en conjunto, sí, cada uno aportando trabajo y cariño de manera diferente!”

Mari Cruz: “El Camino es una escuela para la Vida”.

Claudio: “Quisiera expresar unas palabras de agradecimiento para este increíble GRUPO. Ustedes son la clara muestra de que todas las cosas se pueden lograr cuando se trabaja en equipo y en armonía. Me gustaría pedir un gran aplauso para todos lo que hicieron posible esto. No daré nombres porque sería injusto que me olvide de alguien. ¡¡GRACIAS POR ESTE HERMOSO CAMINO, GRUPO!!”

Elena: “¡Gracias por los momentos compartidos… Sois como una gran familia!”

Marisol: “Yo hablando de mi propio ser y experiencia de fe quiero agradecer a Dios por habernos escogido a mí y a mi hija para poder participar en esta experiencia como apóstoles de Jesús, y desde esa manera poder explicar a mi hija que la vida no es fácil, que es como el camino que hemos caminado, con altos y bajos, como puede ser larga o corta, la fe es lo mismo: si no crees en algo que no ves pero si lo permites que habite en ti lo veras y lo sentirás, y hay que alimentar dando gracias a Dios por todo lo que tenemos y nos da, por la salud de todos y cada uno de nosotros y de nuestra familia, y como grupo muy hermoso el poder compartir momentos del aquí y ahora que son inolvidables, que no se repiten. Vendrán otros momentos, si, pero con otras experiencias, tan lindas. Pase lo que pase, todo es bueno en la vida, todo es por aprender, compartir y saber agradecer, y gracias a los niños por permitirnos vivir tan linda experiencia, gracias a las niñas hermosas por habernos preparado el desayuno, son un ejemplo, y de eso también tenemos que aprender y saber dar las gracias, como padres fue emocionante. Gracias a las personas que se unieron después con el fiambre para llenar nuestro estómago, eso es lo que hace unir el cariño verdadero a un grupo como el nuestro, gracias a todos y cada uno de los caminantes. El camino no está hecho, el camino se hace al andar…”

Ilde: “El camino es una bonita experiencia de la vida y una lección para la vida: en el camino, como en la vida, se requiere esfuerzo, constancia, hay momentos diferentes y complementarios (subidas, bajadas, llanos), el mismo camino para todos se afrontan en cada momento con diferentes ritmos vitales, se afrontan limites, dificultades y cansancios. En algunos momentos del camino recordaba mis experiencias de duro trabajo sacrificado con mi padre, desde jovenzuelo, en los olivares de Jaén, como una de las experiencias vividas que, pasados los años, más agradezco a mis padres. Nunca olvidaré aquella vez que, en pleno agosto andaluz, estuvimos trabajando mi padre y yo desde las 8 hasta las 12 de la mañana sin tener agua por haberla olvidado, habernos propuesto terminar el trabajo previsto a pesar de la sed y el calor sofocante y ser capaces de aguantar el duro trabajo hasta que estuvo terminado”.

Roberto: “Gracias por todo, por compartir cada momento y demostrar que en la convivencia entre diferentes culturas se puede convivir, gracias a todo el grupo”.

Dos días después de la caminata, algunos de los participantes tuvimos también nuestro encuentro semanal de “Escuela de padres” en la Casa de Cultura y Encuentro de Pamplona, situada en la C/Sangüesa, frente al nº 33, y aprovechando esta experiencia común vivida en el camino de Santiago, compartimos un interesante rato de diálogo sobre la importancia educativa del contacto con la naturaleza, ayudados también con la lectura y reflexión de un capítulo del libro “Educar en el asombro”, de Catherine L´Ecuyer, dedicado a este tema. Aportamos nuestras inquietudes y experiencias, y nos enriquecimos de las claves aportadas entre unos y otros, de las que destacamos las siguientes:

Estar confinados sin poder salir por la situación del covid-19, nos ha hecho redescubrir y valorar muchas cosas sencillas de la vida, a las que no dábamos importancia, como el contacto con la naturaleza.

A diferencia de los ritmos de nuestra sociedad, inducidos por los vertiginosos cambios y ritmos tecnológicos, que generan inmediatez, ansiedad, impulsividad, posibilidades ilimitadas y gratificación inmediata con baja tolerancia a la frustración (“lo quiero todo y lo quiero ya”), que no tolera la espera paciente, que fomenta la falta de esfuerzo… el contacto con la naturaleza aporta la experiencia del límite, del desarrollo y ritmo lento de los procesos naturales y vitales (crecimiento de plantas, flores y la necesidad de su cuidado constante y persistente mediante el riego…). En este sentido, la experiencia del camino aporta unos ingredientes fundamentales para afrontar los desafíos de la vida, al igual que se afrontan los desafíos del camino, los ingredientes “CES”: Constancia, esfuerzo, sacrificio (dolor), trabajo, en definitiva.

Los niños que asistieron (a partir de 8 años), al igual que los adultos, tuvieron sus dificultades y hasta momentos críticos de crisis por los dolores y cansancios, que supieron afrontar con la ayuda de todos. Hasta Sara, una niña, animaba a su madre diciéndole: “el cansancio es mental”. Muchas veces en la vida, como en el camino, tenemos la tentación de abandonar lo que emprendemos, de pensar que no seremos capaces de afrontar las dificultades, pero la experiencia vivida nos demostró que sí, que el ser humano, desde niño, es capaz de afrontar las contrariedades mucho más de lo que pensamos, destacando que en ocasiones la fuerza y aliento del grupo tira de nosotros, porque juntos llegamos más lejos, y en mejores condiciones. Comentábamos también cómo los niños se muestran más quejosos y vulnerables con las personas de más confianza como sus padres y menos con otros adultos.

La importancia de desconectar de los ritmos y rutinas semanales de trabajo y descansar cambiando de actividad, y de compañías, puesto que las relaciones con otras personas y familias nos ayudan a oxigenarnos en nuestras propias relaciones personales y familiares, dotarnos de ciertas rutinas en los fines de semana para tener contactos con la naturaleza, y aprovechar los momentos de vacaciones de los niños para apuntarlos a campamentos y otras actividades en la naturaleza.

Se destacó la importancia de compartir actividades juntos, como familia, y que los niños y jóvenes tengan su propio protagonismo en la preparación de las actividades y su espacio propio dentro de misma. Quitar juguetes y aparatos, y regalar experiencias (actividades, viajes, visitas, acampadas, relaciones…)

En definitiva, una experiencia gozosa de la que todos regresamos a casa muy cansados pero también muy contentos, reconfortados y satisfechos con el sacrificio y esfuerzo personal y colectivo que también tuvo sus momentos de recompensa, fortalecidos en nuestra autoestima porque comprobamos que, a pesar de las dificultades y dolores, fuimos capaces de afrontar y superar los objetivos que nos marcaba el camino, descubriendo que la felicidad no hay que ir a buscarla, falsamente, en cosas raras o facilonas… porque sin amor ni esfuerzo no hay felicidad.

A todos no quedaron ganas de continuar organizando y asistiendo a próximas convivencias y etapas del camino de Santiago a su paso por Navarra. El reto, a buen seguro, continuará…

Aquellas personas y familias que quieran estar informados de las convivencias que organicemos desde la Casa de Cultura y Encuentro de Pamplona, de la asociación Encuentro y Solidaridad, pueden dejar su nombre, mail y nº de teléfono en el mail: navarra@encuentroysolidaridad.net

Sentido Común y Limpieza frente al COVID-19

El viernes 12 Encuentro y Solidaridad organizaba una charla online titulada “Sentido Común y Limpieza frente al COVID-19” en la que miembros de la empresa solidaria de Detergentes ecológicos – SOLYECO- explicaban el comunicado con el mismo título que han difundido en las últimas semanas
Juan José Marín, químico y responsable principal de la empresa explicó de forma sencilla pero precisa los mecanismos de limpieza y desinfección necesarios para evitar el contagio insistiendo en que todos los productos detergentes que contengan tensioactivos son eficaces contra el mismo, no siendo necesarios en muchos casos el uso y abuso de desinfectantes y otros productos más agresivos.
Rodrigo del Pozo, Doctor en Ciencias Químicas explicó las claves de fondo de la postura de Solyeco al respecto, insistiendo en que la necesaria responsabilidad ante la situación actual no debe llevarnos a caer en la lógica del miedo y que las medidas y protocolos aplicados deben estar ajustados a la eficacia real y a la reducción significativa del riesgo, para no provocar histerismo ni causar más daño que beneficio a la sociedad, especialmente a los más vulnerables.
En el diálogo posterior se resolvieron algunas dudas concretas y se profundizó en la necesidad de aplicar el sentido común junto con la responsabilidad para no dejarnos engañar por los oportunistas que venden aparentes soluciones al alcance únicamente de unos pocos.
La impresión general de los asistentes fue muy positiva, agradeciendo la claridad y profundidad de lo expuesto.