El trabajo esclavo de los niños

El Jueves 16, con Ehsan Ullah Khan estuvimos conociendo la realidad de la esclavitud infantil.

Descubrimos como los niños trabajan haciendo saris durante 18 horas al día en India. Sus cuerpos quedan atrofiados por las posturas y enfermos.

En el textil trabajan en ropa, alfombras… desde los 8 años, durante 12 o 14 horas…

Una camiseta se produce en pasos sucesivos hasta en 10 paises diferentes.

El 40% de la ropa que se produce se destruye.

Se produce para fomentar un consumo rápido.

Para frenar la esclavitud que produce nuestro consumismo nos propuso varias acciones.

Hay que apoyar las empresas locales para reducir el paro y reducir el beneficio de las multinacionales. Tenemos que consumir menos.

Y educarnos en esta responsabilidad.

Los niños de España tenéis que proteger a los niños esclavos. Hablad de esto a vuestros compañeros en vuestros colegios. Nos dijo. Probad a enviar un email diario a las compañías que usan niños esclavos durante un año seguido diciendo que no queremos usar prendas hechas con esclavitud.

En la calle hicimos un acto simbólico. Atamos nuestras prendas hechas en países empobrecidos con mano de obra esclava para simbolizar la cadena de la esclavitud. Uno por uno fuimos diciendo las palabras que más nos habían hecho reflexionar de las que nos expuso Ehsan. Y cortamos la cadena de esclavitud para arrojar al suelo las prendas y nos dimos las manos para simbolizar la Solidaridad que deseamos gritando ¡No más niños esclavos!

Wee are free!

El trabajo esclavo de los niños

Sufrimientos y fortalezas del pueblo africano

 

El P. Elie habló sobre las riquezas de África: recursos naturales (madera, petróleo, minerales, agua…) y especialmente su gente (culturas, espiritualidad, lenguas, creatividad, fortaleza, alegría, danza y música o cooperación y solidaridad..). También habló de las lágrimas de África, fruto de la explotación y robo de las multinacionales y una clase política corrupta. Y sobre la necesidad de tomar conciencia que por cada tablet que usa un niño en España, otro niño en África está en la mina extrayendo coltán.

 

Con esta conferencia inauguramos la exposición «Juguetes africanos» que será visitada por colegios y está abierta a la visita de quien quiera de lunes a viernes de 9.30 a 13.30 y de 17 a 20h. El último día será el 25 de mayo, que se realizará un taller para niños a las 11h

Terminamos esta jornada con una merienda-cena preparada por socios de 14km

Experiencias contra el despilfarro de alimentos

Encuentro y Solidaridad ha organizado un acto público contra el despilfarro de alimentos que se celebró en el Centro Cívico Rondilla el día 27 de abril.

Escuchamos a menudo que un tercio de lo que se produce termina en la basura. Cada español desperdiciamos  unos 163 kg de alimentos cada año. Sabemos que ya se producen alimentos suficientes para erradicar el hambre en todo el mundo, pero nuestras formas de vida y nuestras leyes hacen que cada año se robe de la mesa del pobre la comida que derrochamos. También conocemos la explotación de hombres, mujeres y niños por la industria alimentaria para que nuestra mesa esté repleta de productos.

Movidos por el deseo de contribuir a cambiar esta cultura del despilfarro hemos llamado a algunos amigos que están trabajando en diferentes iniciativas  en Valladolid y que tienen en común la lucha contra el despilfarro: la asociación Biotropía, la Cooperativa Comesano Comejusto, el partido SAIn y la asociación Por un Futuro Castilla y León.

Con ellos, y con las personas que han querido acercarse a este acto, hemos mantenido un interesante diálogo con el que hemos querido responder a la llamada que nos hace el papa Francisco en Laudato Si: “Hago una invitación urgente a un nuevo diálogo sobre el modo como estamos construyendo el futuro del planeta. Necesitamos una conversación que nos una a todos, porque el desafío ambiental que vivimos, y sus raíces humanas, nos interesan y nos impactan a todos. El movimiento ecológico mundial ya ha recorrido un largo y rico camino, y ha generado numerosas agrupaciones ciudadanas que ayudaron a la concientización”.

Hemos hablado de las causas y las consecuencias del despilfarro, de la necesidad de concienciar, de las respuestas políticas, económicas y sociales en las que están trabajando las diferentes organizaciones presentes en la mesa redonda y del camino que nos queda por recorrer para hacer de nuestra tierra una tierra de fraternidad en la que podamos vivir  cuidando la Casa Común  y respetando la dignidad y los derechos de toda persona, empezando por su derecho a la alimentación.

Finalizamos el acto convocando a un nuevo encuentro que tendrá lugar el próximo día 18 de Mayo a las 18.00 en la Casa de Cultura y Encuentro, en la calle Industrias 16, abierto a todos los que quieran seguir colaborando en esta tarea.

Encuentro de familias en la Casa Emaús para “hacer doméstico el mundo”

El Papa Francisco ha vuelto a recordar en su viaje a Marruecos el que es un eje de su pontificado: la cultura del encuentro. En ese espíritu se celebró el fin de semana del 30 al 31 de marzo el encuentro de familias organizado por el movimiento Encuentro y Solidaridad. Tomó como lema una frase de Amoris Laetitia (nº 183) “hacer doméstico el mundo” que es una llamada a la familia, a todas las familias, para que el amor que se vive normalmente en ellas impregne todas las relaciones humanas; para que cada ser humano se sienta como un hermano.

Desde esa llamada un nutrido grupo de familias españolas e inmigrantes, también sacerdotes y seminaristas, residentes en distintos puntos de España (de Galicia a Cataluña, de Navarra a Canarias, las dos castillas, Madrid, Andalucía, Murcia…) se reunió en la Casa Emaús para revisar y fortalecer el encuentro dentro del matrimonio, de la propia familia y paralelamente lanzarnos al encuentro en una sociedad sedienta de fraternidad, de caridad y justicia. Todo se vivió en un clima de alegría, porque compartir esos anhelos e inquietudes, y dialogar y buscar y encontrar pistas entre todos nos hacía experimentar que es posible. Los niños y jóvenes tenían sus propios espacios y tiempos, y los adultos tuvieron también un programa variado y dinámico, con tiempo para la reflexión y profundización, la música, el baile, la oración y la celebración comunitaria. La decoración de los espacios también nos invitaba a tomar conciencia de la grandeza y la misión de la familia, a mirar a otras familias del mundo, a otros hijos, y también a ir dejando por escrito nuestra experiencia de las tres palabras mágicas que el Papa Francisco nos propone para que un matrimonio funcione: permiso, gracias, perdón.

El sábado por la mañana Laura Pérez y Jorge Lara, delegados diocesanos de familia y vida en Burgos, hicieron un repaso ilustrado a algunos de los desafíos y retos que plantea Amoris Laetitia; exhortación que no evita ninguno de los problemas que afectan a las familias, pero que nos plantea itinerarios, procesos para que cualquier persona, o familia vaya creciendo en el amor. Crecimiento que, aun conviviendo con la imperfección, nos hace experimentar la alegría del amor.

Así nos lo demostraron los testimonios que siguieron. El de Francisco Gómez del Castillo y su esposa Belén Romón, que narraron su vivencia del paro y la precariedad con cuatro hijos. Como ellos contaron, una persona en paro, normalmente no está parada, está permanentemente haciendo virguerías para sacar adelante a sus hijos, viviendo el día a día con sacrificio, con angustia, con vergüenza a veces y soledad, pero también con conciencia de su dignidad, y muchas veces con solidaridad de familia, amigos y hasta desconocidos. Sus hijos aprendieron a valorar ese esfuerzo de sus padres, y aunque no tuvieron muchas cosas que sí tenían otros compañeros no dudan en afirmar que esa etapa fue una de las mejores herencias que les dejan.

A continuación, Ana Álvarez Errecalde, artista y fotógrafa, compartió su experiencia de aprendizaje en la dependencia de su hijo primogénito, que nació con una grave malformación congénita, y al que daban un máximo de dos años de vida. Junto a su marido Jorge, se plantearon que lo fundamental era el amor que tenían por su hijo, y ese amor encarnado a diario en unos intensos cuidados es el que con seguridad ha hecho que su hijo Neuquén tenga 19 años contra lo que la ciencia les predecía. También han experimentado la soledad, y la incomprensión, pero no se plegaron sobre sí mismos, y quisieron seguir desarrollando sus sueños, sus profesiones, para integrar y no culpar a su hijo de haberles limitado. Por eso, no vieron razones para no seguir teniendo más hijos, y actualmente tienen otra hija y un hijo, además de haber sufrido un aborto tardío. Todos han vivido, jugado, viajado con su hijo y hermano con naturalidad, dándole el amor al que toda persona está destinado aunque aparentemente él no pueda expresarles que corresponde a ese amor. Ambas experiencias fueron para todos los asistentes una lección vital profunda y humanizadora.

Por la tarde, los asistentes pudieron elegir entre dos talleres para trabajar la escucha dentro del matrimonio. Diego Velicia, psicólogo, dirigió una ITV matrimonial, con dinámicas intensas para descubrir y potenciar lo bueno que hay en el otro miembro de la pareja, y para conocerse mutuamente en profundidad, fortalecer las raíces y la comunicación. Los más atrevidos quisieron experimentar otra forma de trabajar estas dimensiones de la escucha en la pareja a través del baile del tango. Chusa Pérez y Ezequiel Merlo nos enseñaron que bailamos como somos, y fuimos aprendiendo a reconocer por qué a veces chocamos, nos pisamos, nos tironeamos, y a potenciar el cómo confiar el uno en el otro, a desarrollarnos como pareja desde la escucha, caminar y bailar juntos, para improvisar creativamente ante las circunstancias que se nos pueden presentar en la vida.

La mañana del domingo la dedicamos a profundizar en la figura del padre. Fernando Vidal nos expuso el trabajo que está desarrollando para redescubrir una paternidad que fue trastocada radicalmente desde la revolución industrial. En la historia se aprende que el padre también tenía relaciones de ternura, de intimidad, de confianza con sus hijos, de transmisión de cultura, de valores, para hacerles mejores personas que él mismo. Los cambios culturales, deshumanizadores en muchos aspectos que se iniciaron en el siglo XI han trastocado la vivencia y la experiencia familiar y muy en particular la paternidad. La complementariedad entre varón y mujer, padre y madre, siguen siendo referentes y el marco esencial para la procreación y educación de los hijos, y por eso, hay que redescubrir y poner en su sitio la figura del padre con la certeza de que la paternidad es un acto de amor profundo y duradero con semilla de revolución.

Los momentos litúrgicos (laudes, completas, Eucaristía) también nos ayudaron a vivir la experiencia de familia de familias que es la Iglesia: meditamos sobre la aportación de Amoris Laetitia respecto a la muerte de algún miembro de la familia, en particular del cónyuge, escuchamos la Palabra (el domingo la parábola del hijo pródigo), y celebramos la Eucaristía para lanzarnos en acción de gracias a vivir y transmitir lo vivido en este fin de semana: “hacer doméstico el mundo”.

La factura de la luz

Segundo de los talleres sobre «Economía práctica (de hondo calado)» dedicado a conocer y reducir la factura de la luz.

Los asistentes han podido revisar los conceptos sobre sus propias facturas, conocer y compartir medidas de ahorro doméstico, reclamaciones, posibilidades de acción asociada para la reducción del consumo, cooperativas de comercialización… y una panorámica del monopolio eléctrico y de las medidas políticas qué hacen que la factura de la luz sea una de las más caras de la Unión Europea.

El próximo taller estará dedicado las diferentes formas de obtención de créditos y pagos financiados coma será el 28 de marzo en el Centro Sociocultural de Fontiñas, en Santiago de Compostela. Es imprescindible la inscripción previa en los talleres.

Ayudar a cicatrizar las heridas de la vida

Con Arnaldo Pangrazzi estuvimos dialogando sobre educar en competencia emocional, desde una perspectiva que reconoce todas las dimensiones de la persona y que cree en sus posiblidades de promoción, rehuyendo de modelos asistencialistas.

Las emociones, los sentimientos, no son ni buenos ni malos. Lo que es bueno o malo es cómo los manejamos, si decidimos ser constructivos o destructivos. Somos responsables de lo que hacemos con ellos. Por ejemplo: la rabia o cólera por un mal padecido o injusticia observada, nos puede llevar a la compasión, a la solidaridad o por el contrario, a la violencia y al autoritarismo.

En el caso de la tristeza, nos puede hacer más humildes y reflexivos y nos puede llevar a una mayor comunión, en lugar de al victimismo o la desesperación. Los sentimientos son fuente de información y verdad. Es necesario reflexionar sobre ellos, un control cognitivo de los mismos. Tienen la necesidad de ser acogidos.

También dialogamos acerca del dolor y como nos impulsa a quitar mucha superficialidad en nuestra vida, a un mayor encuentro con los demás y trabajo por la solidaridad.

Quizá al año que viene volvamos a tener con nosotros a Arnaldo Pangrazzi. Contamos con su compromiso para un nuevo encuentro. ¡Os avisamos!

Cartografía de la desobediencia

Ayer se presentó Encuentro y Solidaridad en Valladolid. Lo hizo con el espectáculo Cartografía de la Desobediencia a cargo de la compañía Teatro del Abrazo dirigida por Moisés Mato. La actuación se celebró en el Colegio Nuestra Señora de Lourdes a quien los presentadores agradecieron su colaboración.

En la presentación del acto Hilda Cantarín destacó la actualidad del tema de la desobediencia con la reciente noticia del barco Nuestra Señora Loreto y el rescate de inmigrantes náufragos.

La representación de Cartografía de la Desobediencia conmovió a los asistentes que salieron del acto con preguntas a las que responderse, y con afirmaciones sobre las que reflexionar, además de pasar un rato divertido.

En cualquier celebración es motivo de alegría sentirse acompañado. Por eso es una alegría el amplio respaldo de la sociedad y la Iglesia vallisoletana a esta celebración con la que Encuentro y Solidaridad quiso ponerse al servicio de todos, para la construcción de un mundo más justo y fraterno.

 

Presentación de “Encuentro y Solidaridad” en Valladolid

¡Buenas tardes! Tenemos la gran alegría de presentar hoy la asociación “Encuentro y Solidaridad” en Valladolid. Los que nos conocéis sabéis que, aunque encuentro y solidaridad acaba de nacer, llevamos ya unos cuantos años caminando tras los pasos del Señor en esta ciudad y en otras ciudades de España.

Hoy somos llamados a empezar de nuevo a caminar.

Nuestra nueva asociación hunde sus raíces en la espiritualidad de encarnación inaugurada en el pesebre de Nazaret y continuada por tantos que, a lo largo de los siglos, la han hecho realidad, especialmente en el siglo XX, por Guillermo Rovirosa y Julián Gómez del Castillo y quienes con ellos trabajaron para dar vida al apostolado laico en España. Somos asociación de bautizados: familias, trabajadores, sacerdotes… buscando el ideal de vivir la contemplación y la lucha en medio del ajetreo cotidiano en pleno siglo XXI.

Y presentamos esta tarde nuestra asociación, esta pequeña plantita que está germinando,  ofreciendo la obra de teatro llamada “Cartografía de la desobediencia”, en la que se hace una afirmación tan sorprendente como que “la desobediencia es un acto de amor”Y puede ser verdad…: fijaos… hace unas cuantas semanas, lo habéis visto en las noticias, el barco pesquero Nuestra Madre Loreto rescató en alta mar a 12 hombres africanos que se habían lanzado al agua huyendo de las autoridades libias. Un pequeño barco, el patrón y 12 pescadores afanados en su trabajo, no miraron para otro lado y se atrevieron a desobedecer las leyes y las órdenes del Gobierno y de toda Europa; compartieron su comida y sus enseres con estos emigrantes y arriesgaron mucho para llevarles con vida a puerto seguro.

Una vez más, un grupo de pescadores nos enseña el ABC de la solidaridad: cuando las leyes y las costumbres están contra la persona, hay el deber de desobedecer. Estos hombres, en medio del ajetreo de su trabajo, reconocieron el valor y la dignidad de los desconocidos que tenían delante e hicieron posible la fraternidad en unas condiciones tan adversas.

Nuestro mundo está lleno de respuestas solidarias, como la de estos pescadores. En estos años de andadura hemos visto los milagros que obra la solidaridad: hemos conocido personas que perdonan a los asesinos de sus familias, a madres que han perdido a sus hijos y han hecho de su dolor un instrumento para ayudar a otras madres en su situación, hemos visto empresas que hacen de la solidaridad y no del beneficio su razón de ser, hemos conocido a políticos que han ido a la política a perder de lo suyo por el bien común. El mundo está traspasado por los esfuerzos solidarios y a ellos queremos sumarnos.

Todos los días somos tentados a una vida mediocre, autorreferencial, del disfrute por encima de todo. Pero esa vida sacrifica la alegría, la loca alegría de dar vida.

Nacemos para desobedecer los dictados de la mediocridad, que nos obligan a mirar para otro lado cuando pasamos al lado de los prostíbulos que salpican de vergüenza nuestras carreteras donde se come llanto y se beben lágrimas a tragos. Nacemos para desobedecer los dictados de la mediocridad que nos obliga a mirar para otro lado para no ver a nuestros hermanos emigrantes, hijos del mismo Dios, esquilmados en sus países y trabajando esclavizados en nuestros invernaderos. La mediocridad que nos obliga a mirar para otro lado para no ver a niños muriendo de hambre en un mundo de abundancia y derroche, para no ver a los esclavos que fabrican nuestras ropas…

Nacemos para poder abrir los ojos a la realidad. Y para contribuir con nuestros trabajos, en nuestras profesiones, en nuestras familias, en nuestra vida política, a hacer posible que el mundo sea hogar y la humanidad familia.

Nuestro nombre, “Encuentro y Solidaridad”, obedece a la llamada que hoy nos hace la iglesia a renovar y vigorizar el anuncio de la buena noticia de Jesús en el mundo.

Queremos vivir el encuentro: encuentro con el Cristo que vive hambriento, esclavizado, maltratado, en paro, encarcelado….y encuentro con los hermanos con los que convivimos en el barrio, en el trabajo, en nuestra misma ciudad y en cualquier lugar de este mundo global. Y para que sea posible tenemos que aprender a escuchar, a callar, tendremos que aprender otras lenguas… tenemos tanto que aprender….

Queremos vivir la solidaridad, esa que obra milagros, y para ello tendremos que aprender a ser humildes y pequeños, a ser valientes y honrados.

En este camino que ahora comenzamos necesitamos contar también con vuestro apoyo y calor. Gracias por estar hoy aquí. Nos sentimos profundamente agradecidos a la Iglesia de Valladolid, al Movimiento Cultural Cristiano, a quienes debemos nuestra vida militante, agradecidos a los amigos y al Señor, que nos vuelve a poner en los caminos.

Hilda Cantarín

Navarra contra la Esclavitud infantil

Sesión de trabajo en la Comisión de Convivencia y Solidaridad del Parlamento de Navarra con Ehsan Ullah Khan y miembros de la asociación Encuentro y Solidaridad para proponer medidas contra la esclavitud infantil.

Todos los miembros de los partidos políticos presentes en la sesión mostraron su acuerdo en celebrar el 16 abril como día Internacional contra la esclavitud infantil.

Además mostraron interés en la posibilidad de recodar a Iqbal Masih (niño esclavo paskistaní asesinado a los 12 años por su denuncia de esta situación) con una estatua, calle o incluso poniendo dicho nombre a algún colegio.

También manifestaron su compromiso para seguir profundizando en el tema y promover leyes que penalicen a a las empresas que utilizan mano de obra esclava infantil en su cadena de producción.

Se acabaron los delantales previstos para «Stop derroche»

Hoy hemos dado un paso importante contra el derroche. Sabemos que no acabará hoy. Cuando nos unamos todos desde nuestras casas, instituciones educativas, políticas, sociales, económicas y desde nuestros trabajos y exijamos leyes justas.. Entonces… ¡acabará el derroche!

En la tarde de hoy domingo cien personas se han puesto el delantal «Stop derroche». Como se acabaron los delantales muchas otras personas colaboraron llevando la pancarta contra el derroche o de otras maneras por la zona para el mejor desarrollo del acto.

Hacia las 17,30 empezaron a repartir pan bizcochado con mojo como pequeño signo de que se puede evitar el derroche con algo tan sencillo como bizcochar el pan. A lo largo del acto se insistió en que son necesarias muchas otras iniciativas especialmente comerciales y políticas.

Poco antes de las seis empezó el despliegue de la pancarta de 100 metros, perfectamente numerados. Sobre la pancarta figuraban mensajes alusivos a la solidaridad. Mensajes como «O luchas o te vendes» (Camilo Sánchez), «Vivir no es consumir» (parroquia de santa Brígida) y muchos otros jalonaban la pancarta. Lo mismo te encontrabas una frase del humanista Luis Vives que las manos destrozadas de un niño esclavo.

La megafonía daba unos sencillos y claros mensajes

  1. Se tiran más alimentos que los que necesitan para acabar con el hambre hoy mismo.
  2. Un tercio de la comida que se tira en el mundo lo hacemos en las casas.
  3. Se fabrican alimentos sabiendo que se van a tirar. Como la corteza del llamado pan sin corteza que se tira ya en la fábrica. Como los plátanos que se cultivan sabiendo que una parte de ellos van a la basura
  4. Dónde más comida se tira es en los supermercados. Por caducidad, por estética, por desorganización. Por voluntad comercial. Los mismos supermercados que tiran alimentos tienen la desvergüenza de hacer recogidas de alimentos que son un nuevo negocio de marketing y ventas.
  5. No hay decisión política de acabar con el derroche. Hay complicidad. El derroche también es un crimen político.

Al finalizar la marcha, ya en la zona de Cardona, unas cincuenta sillas servían para las personas que lo necesitaran mientras muchos otros permanecían de pie. El conocido humorista Jaime Marrero dio la bienvenida a todos los asistentes y fue presentando a los diferentes intervinientes. Se comenzó con la Inauguración del Monumento a la Solidaridad.

El monumento a la solidaridad es un monumento al trabajo. Trabajo es solidaridad. Solidaridad no es dar algo que me sobra; solidaridad es amar, solidaridad es morir, solidaridad es servir, solidaridad es dialogar, solidaridad es encuentro, solidaridad es caminar, solidaridad es vivir… Un misionero tras largos años de servicio escribió su experiencia: cuando un rico da algo simplemente devuelve, cuando un pobre da a un rico es servilismo, solo los pobres comparten cuando dan.

El monumento a la solidaridad no es grande porque no quiere ser un mastodonte, quiere ser itinerante,como de un metro cúbico. Sus materiales son todos usados, nada nuevo, nada noble, nada aristocrático. El monumento a la solidaridad tiene ruedas porque va a ir de un lado a otro, no quiere disfrutar de museo, tiene vocación de peregrino. Su base es un pallet, medio frecuente de trabajo, su estructura:tablas reutilizadas. Su corazón es maderas de barca de pescador que fueron después convertidas en patera que llegaba a Lanzarote. Sus pulmones el trabajo textil, tantas veces explotado, tantas veces humano, tantas veces combativo.

El monumento a la solidaridad es el monumento al trabajo . Todo trabajo es solidaridad. Todo trabajo es vocación, toda explotación es violación. El trabajo aspira al trabajo, no a la renta, no a la limosna, no a la explotación.

En el monumento a la solidaridad hay también un espacio interior. Hay una cruz y una media luna. Representan a todas las religiones que buscan la paz, aunque se concrete en los símbolos de cristianos y musulmanes. Están hechas con maderas de pateras de Lampedusa y bendecidas por Francisco.

El verdadero autor de este monumento no es un individuo genial porque el trabajo es del pueblo. El pueblo nos ha parido, al pueblo homenajeamos. Hemos conocido el amor, nos quiere, le queremos. Somos pueblo enamorado.

La forma final del monumento se la ha dado un desconocido bien conocido y tiene un nombre que no le pertenece, un nombre que es una vocación: Encuentro y Solidaridad. El pueblo autor no les pide que le sigas pero sí te ofrece sus manos -alegres en el cansancio- para salir juntos de ese ombligo que a veces se disfraza de encrucijada y les dice: ¡Vamos! ¡Solo el trabajo es solidario! ¡Vamos! ¡Hemos encontrado descanso en el amor!

Alguien dijo: «Mi Padre trabaja y yo también trabajo». Él nos llama. Si miramos al pasado decimos «Sí». Trabajo es solidaridad.

A continuación se desarrolló el festival de aproximadamente una hora de duración. Intervinieron el «Koro de la Vega», Guillermo Robaina, el grupo de niños filipinos de El patio de las culturas, el grupo de la parroquia de la villa de Teror, grupo de niños de la parroquia de san Marcos.

Además en el desarrollo del acto colaboraron: Grupo de solidaridad de la parroquia de Sta Brígida, Patio de las Culturas, Secretariado de migraciones, Hoac, Comunidad de la palabra, familias, amigos, vecinos y otras personas.