Jornadas diocesanas sobre las migraciones en Valladolid

Encuentro y Solidaridad ha colaborado con la Delegación Diocesana de Migraciones, la Red Íncola, y la Adoración Eucarística Perpetua en la realización de estas Jornadas. El marco ha sido la II Jornada Mundial de los Pobres convocada por el Papa Francisco, y aquí en Valladolid hemos creído oportuno centrarlo en la realidad sangrante de los migrantes.

Las realizamos en dos momentos muy complementarios: la denuncia en la calle y la oración. Lo primero lo hicimos el viernes 16 con una vistosa marcha por el centro de la ciudad en la que unas telas azules representaban el mar, y unos barquitos de papel las pateras en las que muchos arriesgan sus vidas para llegas a nuestras costas. Al final de la misma se leyó un manifiesto que expresaba la preocupación creciente y operante que tiene la Iglesia por éste drama.

La oración continuó al día siguiente en la Iglesia de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús. Fue una hora de silencio en presencia del Señor Jesús, en la que se fueron intercalando breves textos sobre las migraciones tomados de la Biblia y del Papa Francisco para invitar a los asistentes a centrar ahí su oración.

Encuentro y Solidaridad quiere hacer que sus pasos avancen por este camino de lucha y contemplación junto a todos aquellos que quieran acompañarnos.

 

 

Jornada Mundial de los Pobres 2018 en Burgos

Gritar, escuchar, responder, liberar. Estos cuatro verbos laten de fondo en el mensaje con el que el Papa Francisco ha convocado esta segunda Jornada Mundial de los Pobres. «Este pobre gritó y el Señor lo escuchó» (Sal 34,7). Estas son las palabras que han resonado en esta mañana del 18 de noviembre de 2018 en Burgos en la jornada con la que hemos querido responder desde distintas asociaciones a la llamada de Francisco para estar hoy y cada día más cerca de los pobres.

Se nos quedó pequeño el comedor de la Casa de acogida de las Hijas de la Caridad que hizo las veces de capilla para celebrar la eucaristía con la que dio comienzo esta jornada. El rector del Seminario, Javier Valdivielso, que vino acompañado de varios seminaristas de Burundi se centró en el mensaje del Papa para animarnos a comprometernos con los problemas de los pobres y contra las causas de su empobrecimiento y exclusión. Tras la misa hemos compartido un café con las personas que comen y cenan habitualmente en la casa y con muchos voluntarios y colaboradores además de las hermanas que sostienen esta iniciativa.

El siguiente momento ha tenido lugar en la plaza Santo Domingo, en pleno centro de nuestra ciudad. Allí hemos realizado un acto público con decenas de asistentes. En plena calle hemos escuchado el mensaje del Papa, testimonios de amigos africanos que llevan años viviendo y trabajando entre nosotros, personas que viven sin hogar y militantes de Encuentro y Solidaridad. Para tomar conciencia de la realidad de millones de hermanos teníamos dispuestos materiales como fotos y textos que junto con otros elementos simbólicos llamaban a la reflexión frente a la globalización de la indiferencia.

Juntos hemos acabado este acto público cantando para afirmar nuestro compromiso de vida solidaria con los empobrecidos. Hoy este compromiso exige nuestra caridad política para transformar las actuales estructuras políticas y económicas injustas que generan exclusión y miseria por todo el mundo.

El final de la mañana ha tenido lugar en el comedor de Atalaya Intercultural donde hemos podido compartir la comida con decenas de inmigrantes que encuentran en esta casa la acogida y el apoyo en forma de alimento.

Ha sido una experiencia sencilla y enriquecedora de encuentro con personas excluídas y empobrecidas de nuestra ciudad y con quienes les acogen diariamente. Ya no podemos vivir sin más acomodados en una cultura que ensalza al dinero y descarta a las personas. Estamos llamados a escuchar y a gritar para responder y liberar. Para encontrar nuestra propia liberación en la vida solidaria de la mano de los pobres.

Pablo Muñoz

Encuentro y Solidaridad. Burgos.

Acción contra la esclavitud infantil con Ehsan Ullah Khan, militante de los derechos humanos.

La asociación Encuentro y Solidaridad ha realizado una acción solidaria contra la esclavitud infantil en Pamplona, con la presencia del militante por los derechos humanos Eshan Ullah Khan, luchador contra la esclavitud infantil en el mundo, que ha liberado a miles de niños de la explotación en Pakistán.

La acción se ha realizado en la avenida Carlos III, frente a una de las tiendas que Zara tiene en la capital navarra. Los organizadores han colocado distintas mesas, exposiciones, y carteles donde han denunciado las causas de la esclavitud infantil.

A las 12,30h Ehsan Ullah Khan ha tomado la palabra y ha comentado que las grandes compañías de la moda, especialmente el grupo Inditex, están utilizando a niños en sus líneas de producción en distintos países como Turquía, Pakistán, Bangladesh, … y ha acentuado en que además muchas de estas marcas están utilizando químicos en su procesos de producción, que según el estudio de Greenpeace, están afectando a la salud de los consumidores produciendo enfermedades de la piel y cáncer en distintas partes del cuerpo si se realiza un uso continuado de este tipo de prendas. Ha animado a los  asistentes a que se informen de cómo se elaboran los productos que comprar, a que no compren productos en las empresas que utilizan mano de obra esclava infantil. Además, les ha instado a enviar cartas a estas empresas para que dejen de realizar su producción en estas condiciones.

Posteriormente, los organizadores han contado la historia de Iqbal Masih, en forma de Kamisibai (un método japonés para contar cuentos). Iqbal Masih fue un niño esclavo liberado por Ehsan, que llegó a gritar “no compréis la sangre de los niños esclavos”, también consiguió liberar a otros niños como él, esto le llevó a que fuera asesinado por la mafia tapicera de Pakistán. Desde su asesinato, la lucha ha continuado en distintos países.

Los viandantes se han parado para leer los carteles, para contemplar el museo de la esclavitud, para comprar libros, para realizar chapas contra la esclavitud. Varias familias y niños han detenido su paso para tomar conciencia de esta realidad.

Ehsan Ullah Khan animó a todos los asistentes a seguir luchando contra esta lacra que afecta a millones de niños en todo el mundo. Acabó con el gesto que hacían los niños esclavos para hacer frente al miedo, que era gritar al mover los brazos “we are free”, nosotros somos libres. Los asistentes lo gritaron juntos.

Visita de Ehsan Ullah Khan a Navarra. Luchador contra la esclavitud infantil en el mundo.

La asociación Encuentro y Solidaridad ha organizado durante estas dos semanas (5-18 noviembre) la visita a nuestra comunidad de Navarra del militante por los derechos humanos Eshan Ullah Khan, luchador contra la esclavitud infantil en el mundo, que ha liberado a miles de niños de la explotación en Pakistán. Lleva implicado en esta tarea toda su vida y esto le ha supuesto persecución, cárcel, sufrimiento, tortura y lleva exiliado en Suecia durante más de 22 años por esta lucha.

Durante estas dos semanas ha estado en contacto con más de 4000 niños y jóvenes de colegios públicos y concertados de nuestra Comunidad: Colegio Santa Catalina Labouré, Colegio Santisimo Sacramento, Colegio El Huerto, Colegio Miravalles, Colegio Izaga, Colegio El Puy (Estella), Colegio Calasanz, Colegio La Compañía, Colegio Claret, Colegio Maristas, Colegio público de Beriain, IES Navarro Villoslada, Colegio Luis Amigó, Colegio público San Miguel de Orcoien,

Ha ofrecido distintas charlas abiertas en ambas universidades, en parroquias y centros sociales.

Ha sido recibido por el alcalde de Pamplona, por el arzobispo, por representantes del gobierno de Navarra, por varios sindicatos y todos los grupos políticos del Parlamento han aprobado una sesión de trabajo pendiente de celebrar.

Ha participado en varios encuentros de migraciones, de la pastoral penitenciaria y en un encuentro organizado por la asociación ANDI junior.

Allí donde ha estado ha contado su testimonio de vida pero sobre todo ha manifestado una preocupación por generar una mayor concienciación ciudadana sobre la esclavitud moderna y su relación con el  tejido productivo y el consumo en los países enriquecidos.

Recordamos que en Pamplona se llevan realizando desde hace más de 15 años diversas acciones culturales de concienciación sobre la esclavitud infantil bajo iniciativa de diferentes colectivos, asociaciones y colegios.

En todos sus encuentros, entrevistas y charlas ha planteado con claridad distintas peticiones que pasamos a detallar:

  • La necesidad que el Ayuntamiento de Pamplona, el Parlamento de Navarra, la comunidad educativa y toda la ciudadanía promueva una campaña de concienciación solidaria impulsando el 16 de Abril como día mundial contra la esclavitud infantil en homenaje a Iqbal Masih, niño esclavo pakistaní que dedicó su vida a la lucha contra las causas de esta lacra de la humanidad.
  • Que la figura de Iqbal Masih (niño esclavo paquistaní asesinado a los 12 años por luchar contra la esclavitud infantil) y al que Ehsan liberó de la esclavitud y le dio educación y empoderó se convierta en símbolo de lucha solidaria para la juventud, dedicándole en la ciudad una plaza o calle céntrica y/o realizando una escultura que sirva para visibilizar y concienciar a la población de esta realidad, que sigue afectando a más de 400 millones de niños en el mundo.
  • Que se promueva desde el Departamento de Educación la posibilidad de que algún colegio pueda ser llamado “Iqbal Masih”.
  • Que se incorpore en el curriculum educativo como eje tranversal el conocimiento de la realidad de la esclavitud infantil y la vida de Iqbal Masih.

La mayoría de sus propuestas han tenido muy buena acogida en las distintas instituciones, aunque deberemos estar pendiente en los próximos meses para ver el desarrollo de las mismas.

Además, en todas sus charlas ha denunciado como las grandes marcas de la moda (Zara, Inditex, Mango, Primark, Corte Inglés,..y muchas más) están utilizando a niños en sus líneas de producción en distintos países como Turquía, Pakistan, Bangladesh, … y ha puesto el acento en que además muhas de estas marcas están utilizando químicos en su procesos de producción, que según el estudio de Greenpeace, que están afectando a la salud de los consumidores produciendo enfermedades de la piel y cáncer en distintas partes del cuerpo si se realiza un uso continuado de este tipo de prendas.

 

Uno de los últimos actos que realizará antes de seguir su periplo por otras comunidades autónomas, será mañana

sábado 17 noviembre donde se realizará un acto de calle, con exposiciones y distintas actividades para niños y jóvenes para concienciar sobre esta realidad. Se llevará a cabo en la Avda Carlos III, frente al monumento al encierro a las 12, 30h. Aunque desde las 11h de la mañana los organizadores estarán presente en la calle para dialogar con los viandantes.

Para más información o entrevistas durante el acto, contactar con:

Samuel Valderrey

629886659

 

Pamplona. Diálogo sobre esclavitud infantil

El sábado 10 Noviembre, Ehsan Ullah Khan visitó la Casa de Cultura y Encuentro de Pamplona para dejarse preguntar por los asistentes.

Nos habló de su vida de lucha solidaria. Lleva toda una vida entregada a liberar niños esclavos, esto le ha causado persecución, exilio, menosprecio, abandonos, sufrimiento, tortura,…, pero a pesar de todo eso él sigue en el camino de concienciación a la sociedad de esta realidad que afecta a millones de niños esclavos en los distintos sectores de la economía. Apuntó varias marcas conocidas por todos como Zara, Mango, HM y otras que utilizan mano de obra esclava infantil.

Nos contó como conoció a Iqbal Masih, y como desde la confianza Iqbal se sumó a liberar esclavos y cerrar fábricas que utilizaban a niños. Animó a formarse y conocer las causas que provocan esclavitud infantil, a comprar en el comercio local, a informarse de donde vienen los productos que compramos, y nos animó a salir a la calle el próximo 17 noviembre en la acción que tendrá lugar en la avenida Carlos III de Pamplona.

Canarias. Homenaje a Julián Gómez del Castillo. XII Aniversario

En la noche de ayer la Casa Encuentro y Solidaridad se llenó de sentido de la vida, de entrega, de militancia, de amor al Ideal. Con motivo del XII aniversario de Julián Gómez del Castillo se presentó el reciente libro sobre Julián de Voz de los sin Voz mediante una Mesa redonda.

Moderó el periodista Fernando Canellada destacando la intensa vida del militante cristiano recordado. Se unió a quienes como Juan Velarde y Alfonso Osorio creen que debe ser beatificado. Destacó las palabras del anarcosindicalista Cipriano Mera, militar de alto rango en el ejército republicano: «Con personas como usted no habría habido Guerra civil».

Pepe Suárez además de algunos recuerdos personales destacó el sentido militante de Julián y destacó los cambios en el mundo del trabajo, así como la necesaria unidad de acción entre quienes quieran hacer una sociedad nueva. Planteó abiertamente la urgencia por realizar Formación de militantes.

Carmelo Ramírez recordó la influencia en él de Julián. Y dedicó su exposición a recordar el dramático mundo en que vivimos, «no es que haya desnutridos, hoy se muere de hambre, aumentan las injusticias» dijo entre otras cosas; también destacó la importancia que Julián daba a la encarnación de los cristianos en los oprimidos. Señaló la importancia que Gómez del Castillo daba a la formación, a la asociación, a plantearse la las causas de los grandes problemas.

Loli Hernández aludió a muchas otras facetas de Julián: entusiasmo, eclesialidad, visión de futuro. Fue desgranando todos esos temas al hilo de las cosas que «nos decía». Destaco en Julián la sensibilidad, la capacidad de escucha, la fuerza.

Teresa García y Loli Hernández nos presentaron a Julián mediante estas COPLAS PARA JULIÁN:

Estas son unas coplillas
Que pretenden explicar
Algo que es inexplicable
Y ahora les voy a contar.
El hijo de un socialista
De los de carta cabal,
De los que dieron la vida
Por vivir el ideal
El hijo de un socialista
Que se hizo bautizar
Cuando descubrió
que Dios Era solidaridad.
Él nos trajo a Rovirosa
Él se llamaba Julián
Él luchó por los obreros,
Pero por los pobres más.
Era el piojo del franquismo,
Humilde, pero molesto,
Por los libros que ponía
En la calle con sus puestos.
Era un hombre visionario,
Aunque pocos lo creyeran
Pero hizo lo imposible
El Aula y la Casa Escuela.
Se recorrió toda España
Promoviendo militantes
Unos le salieron fieles
Y otros fuimos más tunantes.
Pero a todos nos quería
Para que nadie zozobre.
Y siempre nos aclaraba:
Yo les quiero, pero pobres.
Del robo del Norte al Sur
Nunca se cansó de hablar:
Que se den menos limosnas
Y se deje de robar.
Y para no ser ladrones
Que es una cosa muy dura
Él tenía la receta:
Nos hace falta cultura.
Cultura leyendo libros
Para crear opinión
Para defender al pobre
Y denunciar al ladrón.
Y oración para tener
Motivos para luchar
Porque, sin Dios, no hay razones
Para la fraternidad.
Para construir el Reino
Con cultura y oración
Como decía en el curso
De Lucha y Contemplación.
Y es un milagro de Dios
Que un hombre así haya nacido.
Y un milagro p’a nosotros
El haberlo conocido.
Pero ocurre muchas veces,
Lo dicen los evangelios,
Que no se deben tirar
Margaritas a los cerdos.
Así que no seamos cerdos
Y armémonos de bravura
Para construir un mundo
Que cultive la cultura.
Pero no cualquier cultura
Ni rara, ni estrafalaria
Que cultive con su vida
La CULTURA SOLIDARIA

Después recordamos las propias palabras de Julián inaugurando esta Casa de Cultura y Solidaridad, hoy sede de la asociación «Encuentro y Solidaridad»

«Jamás pensé que podría amar tanto a mis enemigos», dice Jeny Castañeda. (Diálogos de la Casa Encuentro y solidaridad de Canarias)

Jeny Castañeda, víctima de la guerra en Colombia y fundadora de una iniciativa que fomenta el perdón entre víctimas y asesinos, visita por primera vez España para compartir su experiencia enriquecedora de perdón, en un Congreso de Noviolencia. Además, es una de las protagonistas de la película EL MAYOR REGALO, de Juan Manuel Cotelo, que se estrena en España el 9 de Noviembre.

¿Cómo ha llegado tu historia hasta EL MAYOR REGALO?

Esta película recoge testimonios de perdón en muchos países del mundo, pero el proyecto nació en Colombia. Algunos paramilitares decidieron entregar sus armas, ir a la cárcel y pedir perdón a sus víctimas, cara a cara. Conocieron las películas del director de cine español, Juan Manuel Cotelo, y compartieron con él su arrepentimiento, deseando que llegase a Colombia y a todo el mundo.

¿Por qué querían pedir perdón?

Porque causaron muchas muertes en Colombia y querían lanzar un mensaje claro al mundo: la violencia es un camino equivocado, que nunca se justifica. Ellos empezaron defendiéndose de la guerrilla, pero ante la falta de ayuda por parte del Gobierno colombiano, tomaron la decisión de defenderse por sí mismos, combatiendo a la guerrilla con las armas. Lo que comenzó siendo una «auto-defensa» acabó convirtiéndose en algo cruel, violento, y causaron tanta muerte y tristeza como los propios guerrilleros.

¿Por qué tú eres víctima?

Porque ellos asesinaron a mi mamá. Se llamaba Damary Mejía Ramírez y siempre estaba luchando por el bienestar de las familias más vulnerables del municipio. Ella ya había creado dos barrios al servicio de los pobres. Cuando estaba creando el tercero, ocupó las tierras del narcotrafinante Pablo Escobar, la Hacienda Nápoles, para que pudieran vivir allí sesenta familias pobres. La amenazaron de muerte por eso, pero ella no se amedrantó. Y ese mismo día, fue asesinada delante de toda su gente.

¿Cómo viviste esta tragedia?

Durante 12 años busqué la venganza contra los asesinos de mi madre. El día en que ellos, arrepentidos, me pidieron perdón… yo no acepté su perdón. El perdón era inconcebible para mí. Iba a todas partes con una camiseta que mostraba la foto de mi madre y el lema «Vivirás por siempre». Y odiaba a los asesinos, con todo mi corazón.

¿Cómo se vive con ese odio?

Es muy duro. En mi corazón sólo había rabia, resentimiento y sed de venganza. Cuando Ramón Isaza, uno de los máximos jefes paramilitares, me pidió perdón por segunda vez, le dije a la cara que jamás le iba a perdonar. Le dije que si Dios le perdonaba algún día, que me buscase de nuevo. Porque yo pensaba que Dios no le iba a perdonar nunca. Le insulté hijo de puta y me llené de orgullo y soberbia. Al cabo de unos meses, me diagnosticaron un cáncer y por primera vez tuve miedo de morir. Y me pregunté «¿qué he hecho de mi vida, con tanto odio?» Pensé en la herencia de odio que iba a dejar a mi hijo… Hablé con un amigo sacerdote y él me aseguró que iba a rezar por mí, no sólo para mi curación física, sino sobre todo para mi curación espiritual, pues las heridas de mi alma eran más graves que las del cáncer. Me dijo que le pediría a Dios que transformase mi corazón de piedra en uno de carne, tierno y misericordioso. Yo me burlé de aquel sacerdote, no creí en sus oraciones, no estaba dispuesta a cambiar. Pero él me dijo que rezaría por mí, de todas formas, pidiendo: “Señor, perdónala, porque no sabe lo que dice”. Fue muy paciente conmigo. Siempre que me veía, me abrazaba y me besaba, a pesar de mis burlas. Un día me dijo: “Dios da a sus mejores guerreros, las mejores batallas, y tú eres una guerrera de Dios”. Yo no le creí, pero pasaron muchos meses y Ramón Isaza volvió a buscarme para pedirme perdón otra vez. Me contó que todos los días rezaba un rosario para que yo tuviera paz y lograse perdonarle, y otro rosario más, para que también mi mamá le perdonase, donde estuviera ella. Veinte días antes, yo había soñado con mi madre, y ella me había anunciado en sueños, ese nuevo encuentro con Ramón. Y entonces se produjo el milagro. Abracé a Ramón y le di un beso de parte de mi madre, tal como ella me pidió en sueños. Y sentí en ese instante como si me estuvieran sacando un puñal que tenía atravesado en mi corazón, entre pecho y espalda. Justo en ese momento entró en la cárcel el sacerdote que tanto había orado por mí y se sorprendió de encontrarme allí, abrazado a aquella persona a quien tanto odié. Era el capellán de la cárcel de máxima seguridad. Desde entonces, no sólo me curé del cáncer y del odio, sino que Ramón y yo estamos cada vez más unidos. Trabajamos juntos para fomentar el perdón y la reconciliación en Colombia y en el mundo. Hemos creado juntos una Fundación que lleva por nombre “Por la Reconciliación Damary Mejía Ramírez”, en honor a mi mamá.

Burgos. Jornadas D. Felipe López dedicadas a la cultura del encuentro desde el perdón

En la Facultad de Teología de Burgos hemos celebrado los días 25 y 26 de septiembre las Jornadas de militancia cristiana dedicadas a D. Felipe López, sacerdote burgalés que dedicó su vida a la formación de militantes cristianos y el servicio a numerosas comunidades eclesiales desde su honda formación teológica y humana.

El primer día contamos con la presencia de D. Luis Argüello, Obispo Auxiliar de Valladolid, muy querido por nosotros. Tras celebrar la eucaristía inaugural de las Jornadas en la capilla de la Facultad comenzamos con la ponencia de Monseñor Argüello. Nos habló de las claves para la cultura del encuentro a la luz de la vida y el magisterio del Papa Francisco. Dios en sí mismo es puro encuentro, es amor trinitario, es solidaridad. Las comunidades cristianas en este nuevo tiempo debemos aprender a discernir en todo momento cuál es su voluntad.

Para ello, nos recordaba D. Luis, la clave es reconocer el paso de Dios en la Historia, interpretar su voluntad y elegir cuál debe ser nuestra respuesta hoy. Abrir brechas de encuentro y solidaridad con los empobrecidos exige actuar desde la caridad política en actitud de permanente combate interior y exterior, eso implica apostar por una vida militante y no violenta.

Las decenas de asistentes a esta primera jornada de este nuevo homenaje a D. Felipe López entablamos un coloquio con el ponente que nos ayudó a desentrañar un poco más las claves del momento que estamos viviendo en la Iglesia a la luz de la doctrina de Francisco. Le agradecemos a nuestro amigo D. Luis Argüello su cariñosa respuesta una vez más a nuestra llamada para compartir con nosotros esta inauguración de las jornadas y nuestra presentación pública en Burgos.

Al día siguiente contamos con el testimonio valiente y alegre de Jeny Castañeda. Procedente del departamento de Antioquía, en Colombia, su vida fue marcada hace 17 años por el asesinato de su madre, Damary Mejía líder social de la zona, por parte de grupos paramilitares de la Autodefensa colombiana. Jeny compartió con todos los asistentes su experiencia de largos años de odio hacia quienes la habían hecho tanto daño. En el año 2013, tras el abandono de las armas de los responsables de la muerte de su madre en el contexto del proceso de reconciliación establecido por la comisión intereclesial Justicia y Paz consiguió llegar a perdonarlos. La ayuda y la oración constante de un sacerdote amigo, el arrepentimiento de los asesinos y la fuerte influencia de su madre desde el seno del Padre, la llevaron a acudir a la cárcel donde estaba preso el responsable de la orden del crimen contra su madre, Ramón Isaza, y aceptar su perdón de corazón. Hoy Castañeda, Isaza y el hijo del mismo, Oliverio Isaza siguen unidos por una fuerte y sobrenatural amistad fundada en el perdón y lideran la fundación Damary Mejía, para la reconciliación y la paz en Colombia. El testimonio de Jeny ha tocado muchos corazones y así sucedió también en estas jornadas con los asistentes. Numerosas personas se quedaron conversando con ella agradeciéndole su ejemplo y su vida de lucha para transitar del odio al perdón. Cientos de miles de personas más tendrán ocasión de ser transformadas con ocasión de la película “El mayor regalo” que el director Juan Manuel Cotelo estrenará en Noviembre contando esta y otras historias reales de reconciliación.

El encuentro con los hermanos, con los enemigos incluso desde el perdón y la solidaridad con los empobrecidos son claves que pueden transformar nuestra sociedad y nuestro mundo si nos decidimos a entregar la vida desde una apuesta por la militancia cristiana.