27º aniversario del asesinato de Iqbal Masih

Autor: iqbalmasih.org

El pasado 16 de abril, en el marco del día internacional contra la esclavitud infantil, se conmemoró en la Casa Emaús, el asesinato de Iqbal Masih, hace 27 años, convocados por Encuentro y solidaridad. Recordando cómo Julián Gómez del Castillo vio la noticia de su muerte en la prensa y desde entonces se comenzó una lucha y reivindicación constante en el marco de la Campaña por la Justicia en las relaciones Norte-Sur del Movimiento Cultural Cristiano.

El 23 de marzo de 2022 le fue otorgado a Iqbal Masih el premio Sitara-e-Shujaat de Pakistán a la valentía, con lo que eso representa para la figura de un niño esclavo cristiano en un país como Pakistán: es un hecho que grita esperanza y es fruto de la lucha por la justicia también en España y otros países del mundo occidental, gracias a esta presión social, política, cultural… gracias a este grito de denuncia que debemos seguir lanzando.

Durante la jornada, se sucedieron homenajes de distintos grupos de niños, recordando tanto a Iqbal Masih como al resto de niños esclavos que siguen existiendo hoy en día: fabricando los productos que consumimos, luchando en las guerras que generamos, siendo prostituidos, condenados a vivir en las calles,…

Poesías, canciones, murales y representaciones teatrales preparadas por los propios jóvenes y niños tuvieron un protagonismo especial, así como la presencia en este evento de Ehsan Ullah Khan, el hombre que liberó a Iqbal Masih. Debido a su lucha contra todo tipo de esclavitud Ehsan también ha sufrido cárcel, torturas e incluso el exilio, en el que continúa hoy en día, sin cejar en la denuncia de las causas que provocan esta situación.

Ehsan Ullah Khan agradeció el compromiso de los niños y jóvenes, que muestran cómo ven que es necesaria la libertad y eso es especialmente importante entre los jóvenes, porque ellos son el futuro, los próximos trabajadores y gobernantes; reconoció que les hemos dejado un mundo difícil, pero con un mensaje claro: los niños deben ser libres. Se trata de una guerra entre las armas y los bolígrafos: debemos luchar por la paz, porque cada conflicto trae más muerte, más esclavitud, más esclavitud infantil. En el mundo hay un intercambio en el que los países enriquecidos enviamos armas y los empobrecidos envían los productos que consumimos, muchos de ellos fabricados por niños esclavos.

Hay que luchar por lo que es correcto, sin tener miedo, porque el miedo es la mayor de las esclavitudes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.